_
_
_
_
_

æpermil;xodo de gestores y clientes de los fondos de Merrill

Definitivamente, éste no es el año de Merrill Lynch. A las denuncias de inversores y la multa de 110 millones impuesta por el fiscal de Nueva York por culpa del análisis sesgado de los analistas de la firma, se le suma ahora la fuga de algunos de sus mejores gestores y la pérdida de clientes en la división de fondos de inversión, Merrill Lynch Investment Managers (MLIM).

En lo que va de año, 14 gestores de la entidad financiera que trabajaban para el mercado del Reino Unido han abandonado la compañía. Entre ellos, uno de sus ejecutivos estrella, Habib Annous, encargado de los fondos que siguen a compañías de pequeña capitalización y valores de crecimiento en el Reino Unido. Annous dejó MLIM la semana pasada, tan sólo unos días después de que Andrea Utermann, responsable global de renta variable, anunciara que abandonaba la firma y con él casi la mitad de su equipo.

Dimisiones

Asimismo, en enero, el gestor del fondo Global Titans, Habib Mujally, que manejaba activos por valor de 240 millones de euros, dejó su puesto y pocas semanas después hizo lo mismo Chris Feld, que gestionaba activos por 325 millones de euros en el fondo UK Blue Chip, quien se llevó a tres de sus subordinados. Las últimas dimisiones en MLIM tuvieron lugar el jueves, cuando dos gestores de renta fija anunciaron su marcha.

Existe todo tipo de rumores sobre las razones que han llevado a estos gestores a abandonar MLIM, aunque el más escuchado es que los escándalos en que se ha visto envuelta la parte institucional de la firma en los últimos meses han terminado por afectar también a la gestora También hay quien apunta que debido a algunas denuncias recibidas por parte de clientes por los bajos rendimientos de los fondos, la entidad ha encomendado a sus gestores que eviten tomar riesgos, lo que ha sido interpretado por algunos gestores como una intromisión a su independencia a la hora de administrar las carteras.

Por último, otras fuentes aseguran que se trata de recortes de personal encubiertos (en el último año, MLIM ha despedido a cerca del 25% de sus empleados). Sin embargo, esta última opción parece poco probable, ya que no contribuye a la ya de por sí maltrecha imagen de la entidad. No faltan las opiniones que ligan la marcha de gestores estrella con la pérdida de clientes. En el último año varias compañías han decidido dejar a Merrill como gestor de sus fondos de pensiones. Tan sólo en último mes, cuatro clientes del Reino Unido han anunciado que abandonaban sus relaciones con Merrill Lynch para la gestión de fondos de pensiones. Otros, como GKN, Kimberly Clark, House of Fraser o incluso la Iglesia de Inglaterra han anunciado que están estudiando cambiar de gestora.

El banco se arriesga a perder el liderazgo en diversos negocios

 

La sucesiva salida de gestores y clientes ha puesto a Merrill Lynch en una delicada situación, que incluso amenaza su posición de liderazgo en diversos negocios, como el de gestor de fondos o colocador de emisiones de bonos y acciones.

 

 

 

 

 

 

 

El banco ha ocupado durante años el primer puesto en la colocación de emisiones de deuda de empresas. En lo que va de año, compañías de la talla de Deutsche Telekom, Suez o RWE han elegido a otras firmas de inversión en emisiones con un valor total superior a los 15.800 millones de euros, operaciones que tendrán efecto en el negocio de Merrill Lynch.

 

 

 

Igual ocurre en la actividad de gestión de fondos de pensiones. Así, en el Reino Unido, Merrill está cerca de perder el liderazgo a favor de la segunda firma en esa actividad, Barclays.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_