Deuda pública

La subida de las letras y la caída del dólar perjudican la renta variable

El entorno se complica a medida que pasan los días para la renta variable. El sentimiento de que los tipos de interés subirán antes de final de año tanto en Estados Unidos como en Europa genera incertidumbres y frena el flujo normal de transacciones en las Bolsas.

Los analistas destacaban ayer, en este sentido, la subida de la rentabilidad de las letras del Tesoro, como preludio de lo que será la política monetaria del Banco Central Europeo en los próximos meses.

Los efectos a un año situaron su rentabilidad en el 3,853%, frente al 3,714% de la subasta anterior, con lo que quedan muy cerca del nivel psicológico del 4% y lejos del precio oficial del dinero en Europa. Las letras a 18 meses subieron, por su parte, hasta el 4,070% desde el 3,967% de la última subasta.

Otro de los peligros que acecha a las Bolsas es el continuo deterioro de la cotización del dólar frente al euro y al yen, porque provoca fuertes distorsiones en la valoración de los activos. Los expertos señalan que el sentimiento dominante es que la moneda estadounidense está sobrevalorada y que lo deseable es que la corrección de paridades se produzca sin movimientos violentos.

El euro marcó a mediodía de ayer su mejor nivel de los últimos ocho meses frente al dólar, al marcar los 0,9261.

Atentos al peso

Otro de los focos de interés especial, aunque de sobra conocido, es el deterioro constante de la situación social, política y económica en Argentina.

La recaída del peso en las últimas horas, cada vez más cerca de la paridad 1 dólar por 4 pesos, obligará a las grandes empresas españolas con intereses en la zona a efectuar nuevas dotaciones, con el impacto negativo en las cuentas de resultados.