Contabilidad

Una compañía auditada por Andersen presenta un desajuste de más de 100 millones de euros

La compañía informática, con sede en San Diego (California), tendrá que volver a hacer las cuentas de sus ingresos correspondientes a los años fiscales del 2000 y 2001, más los tres primeros trimestres del 2002. Este reajuste podría significar hasta 100 millones de dólares menos en sus ingresos, lo que representa un 40% de los ingresos declarados anteriormente, según dijo la compañía.

La Comisión de Seguridad e Intercambio estadounidense (SEC) ya ha iniciado una investigación para determinar responsabilidades sobre las prácticas contables de la empresa, informaron portavoces de Peregrine. El pasado mes de abril la informática contrató a la auditora KPMG para que reemplazase a Arthur Andersen, inmersa en el escándalo de Enron, la compañía energética de Texas que ha protagonizado la mayor bancarrota en la historia de los Estados Unidos.

KPMG destapó las irregularidades a principios de este mes, lo que llevó al presidente de la compañía, Steve Gardner, y al jefe de finanzas, Matt Glass, a abandonar sus cargos en la empresa.