Bolsa de Madrid

El Ibex sucumbe al cierre a la presión vendedora

Los inversores siguen mostrando cautela ante la solidez del proceso de recuperación económica en EEUU y en Europa que podría verse truncado por nuevos atentados terroristas de AlQaeda. Estos temores han provocado volatilidad y altibajos en el Dow que han impedido un cierre positivo del Ibex. A esto hay que añadir las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Wim Duisenberg, que hoy dijo que todavía existían incertidumbres sobre la fortaleza de la recuperación económica y las tensiones en los precios del crudo por los conflictos en Oriente Próximo y en Cachemira, entre India y Pakistán.

Entre las grandes compañías, Telefónica cayó un 1,73%, al igual de sus filiales, excepto TPI que subió un 1,46%. Respecto a los grandes bancos del mercado madrileño, el BBVA y el SCH bajaron un 0,98% y un 0,1.01% respectivamente.

El único punto de animación en el mercado estubo en el comportamiento de las empresas implicadas en la última operación de concentración en el sector de la construcción y la concesión de autopistas. Así, Acesa marcó la mayor subida del Ibex, con un 6,1%. Iberpistas ganó un 3,88%, mientras que Aurea ascendía un 6% y Dragados un 1,3%. "El mercado ha tomado como buenas las noticias relativas al tema de la fusión y no creemos que vaya a encontrar ningún tipo de trabas por parte del Tribunal de la competencia en Bruselas," dijo Ramón Ortega, operador de Eurosafei.

Igualmente, Picking Pack anunció que reducirá su capital para poder hacer frente a sus deudas y cerró un 3,6%, con lo que se convertía en el quinto valor con mayor subida. Por su parte las biotecnológicas Pulevabiotech y Zeltia, sostuvieron las bajas del Nuevo Mercado con subidas del 8,86% y del 1,6%, respectivamente. La primera, al calor de la noticia de que presidente Javier Tallada aumentaba su participación hasta el 4,7%. Las mayores bajadas correspondieron a Avánzit que bajó un 7,5% y a Inmocaralt, con una caída del 5,7%.