Madrid

Las empresas medianas españolas están listas para la globalización

Las pequeñas y medianas empresas españolas están preparadas para asumir el reto de la globalización, la flexibilidad y la rapidez, con bajos costes de coordinación, según el Informe del Observatorio de Empresas Medias en Europa encargado por la Unión Europea. El documento también destaca el esfuerzo hecho por las pymes en los últimos años para lograr su actual posición competitiva.

Según el estudio, casi el 50% de las ventas de las compañías se hace en el extranjero, lo que pone de manifiesto que las pymes españolas 'han asumido la globalización y se encuentran inmersas en el entramado internacional'.

El informe, coordinado por la Universidad de Estrasburgo y hecho bajo el patrocinio del Programa Adapt de la Universidad de Alcalá, fue presentado ayer en rueda de prensa por los presidentes de CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) y de la patronal Cepyme, José María Cuevas y Jesús Bárcenas, respectivamente, y por el catedrático de Política Económica de la Empresa y colaborador del informe Santiago García.

García explicó que la confección del estudio responde al interés de la UE por conocer la realidad de la mediana empresa 'más allá de las estadísticas' y que para su desarrollo se ha elaborado un cuestionario al que han respondido empresarios de los 15 países europeos.

En el caso de España, el informe se ha hecho con las respuestas de 116 empresas a las que se les ha preguntado sobre la estructura de la empresa, el entorno, el posicionamiento estratégico, la organización, el proyecto empresarial y los resultados.

Así, se desprende que el 85% de las empresas españolas adoptan la forma jurídica de sociedad anónima y que en su mayoría no cotizan en Bolsa ni son filiales. Un 62% de ellas tiene filiales y básicamente se dedican a la producción o a la distribución.