Cosmética

Nivea se dispara en Bolsa ante una posible opa de L'Oréal

El grupo alemán Beiersdorf, especializado en consumo y parafarmacia y propietario de las marcas Nivea y Elastoplast, se disparó ayer en la Bolsa de Francfort ante los rumores de una posible compra por parte del gigante francés L'Oréal, número uno del mundo en el sector de la cosmética, la perfumería y los productos capilares.

Beiersdorf cerró en el mercado bursátil con un alza del 7,36%, hasta alcanzar 135 euros por acción, en una jornada de tendencia alcista y después de haber subido por encima del 10% durante gran parte del día.

El diario británico Independant on Sunday publicó el domingo una información en la que aseguraba que el grupo francés prepara una oferta pública de adquisición sobre la compañía alemana. La operación supondría un desembolso de 13.000 millones de euros.

MÁS INFORMACIÓN

Un portavoz de L'Oréal declinó realizar ningún tipo de comentario al respecto, mientras Beiersdorf mostraba su sorpresa por los rumores y fuentes del mercado cuestionaban la veracidad de la operación. El grupo francés, que preside Lindsay Owen-Jones, cayó ayer en Bolsa un 1,10%, hasta situarse en 81,8 euros.

El futuro de Beiersdorf ha sido objeto de especulación en los últimos meses. De hecho, la prensa alemana ha señalado que la aseguradora Allianz, propietaria del 43,6% de Beiersdorf, está dispuesta a vender su participación y mantiene negociaciones con el grupo alemán Tchibo, que a su vez posee el 30% de Beiersdorf.

Beiersdorf saltó al punto de mira cuando Tchibo vendió el 76,3% que poseía de la firma tabacalera Reemtsma a la británica Imperial Tobacco por 5.800 millones de euros.

Fuentes del mercado creen que tras estos movimientos, tanto L'Oréal como el grupo estadounidense Procter & Gamble, especializado en productos de gran consumo, han decidido tomar posiciones estratégicas para hacerse con el control de Beiersdorf.

Fuerte crecimiento

La marca señera del grupo alemán, Nivea, ha registrado crecimientos de dos dígitos durante los últimos seis años y actualmente representa más de la mitad de la facturación de la compañía, que en 2001 alcanzó 4.500 millones de euros. Por su parte, el grupo francés logró el año pasado una cifra de negocio de 13.740 millones de euros.

De llevarse a cabo esta adquisición, L'Oréal, que cuenta con marcas como Cacharel, Helena Rubinstein, Garnier y Paloma Picasso entre otras, incorporaría a su portfolio una marca de gran implantación en los canales de distribución masivos.