ANÁLISIS

Telepizza, infraponderar

Descripción

El grupo Telepizza, nacido en 1987, está especializado en la venta a domicilio de ¢comida rápida¢, en el que es el primer operador, y ocupa una posición de sólido liderazgo en España en el segmento de pizzas, en la que ostenta una cuota de mercado del 62%. Tras la salida del presidente y fundador, Leopoldo Fernández Pujas, a finales de 1999, las familias Ballvé (Campofrío) y Olcese controlan la gestión de Telepizza con un 5,4% del capital. Bajo esta dirección se ha procedido a la integración de la cadena de comida rápida Telechef en Telepizza.

Telepizza cuenta con un total de 829 tiendas, de las cuales 290 se encuentran fuera del territorio nacional , de las cuales el 32% se explotaban en régimen de franquicia.

Telepizza inició su expansión internacional en 1.992 y está presente en la actualidad en México, Chile, Portugal y Polonia. Su presencia en Francia y reino Unido está en revisión por la escasa rentabilidad alcanzada hasta la fecha. Recientemente ha suscrito acuerdos que le permitirán desarrollar su expansión en Grecia y abrirse la puerta a posibles operaciones en Bulgaria y Chipre.

Aunque el área internacional supone el 23% de las ventas totales de la cadena (26% en términos consolidados), su contribución al beneficio operativo del grupo todavía resulta irrelevante.

Estratégico

La cifra de negocio de Telepizza tanto en España como en el exterior presenta un retroceso con respecto al pasado ejercicio y los resultados antes de extraordinarios arrojan del mismo modo un deterioro significativo del 5,4%. Todo ello nos indica que los planes de expansión y desarrollo de la compañía no han dado hasta la fecha los frutos esperados. Entre los aspectos positivos podemos destacar el haberse desprendido del lastre que suponía su actividad en algunos países como Marruecos y el Reino Unido, que venían mostrando EBITDA negativos, para concentrarse en proyectos más rentables.

Teniendo en cuenta que Telepizza opera en un sector maduro, que su mercado en España presenta síntomas de agotamiento y como hemos apuntado anteriormente, los planes de reestructuración no se han plasmado en resultados visibles, salvo que el valor se viese afectado como en otras ocasiones por rumores de movimientos corporativos, mantenemos nuestra recomendación en INFRAPONDERAR y situamos su precio objetivo en 1,90 euros.

Financiero

Tras la marcha del anterior dueño, el actual equipo gestor se propuso desarrollar un plan estratégico con el fin de superar la difícil situación por la que atravesaba el negocio. En este plan, se fijaron como objetivos primordiales la implantación en localidades dentro del territorio nacional de menos de 30.000 habitantes, el desarrollo de un nuevo formato de venta en restaurante, potenciar la expansión internacional y fomentar el crecimiento de la ¢joint venture¢ ¢A tu hora¢ establecida con Terra.

A lo largo del ejercicio 2001, la cadena de distribución de comida rápida ha llevado a cabo una reorganización en el área internacional, continuando el desarrollo en Portugal, Polonia y Chile, rediseñó su actividad en México a través de una ¢joint venture¢ con el Grupo Pollo Campero y ha iniciado con este mismo Grupo las operaciones en Centroamérica (Guatemala, El Salvador, Honduras...). Con respecto al plan de expansión en localidades con población inferior a 30.000 habitantes, existen en la actualidad 21 establecimientos franquiciados ya operativos y otros 20 en proceso de apertura.

Por otra parte, Telepizza mantiene su estrategia de desarrollo bajo el formato de franquicia. Para el año 2002 se esperan abrir 86 tiendas (en 2001 se finalizó con 851 establecimientos, 3 más que en el 2000). Paralelamente, Telepizza inició la implantación de su nuevo concepto de restaurantes ¢La Piazza¢ enfocado al consumo fuera del hogar. La compañía ha concluido el ejercicio 2001 con siete establecimientos operativos bajo este formato, que prevé ampliar en otros 14 a lo largo del 2002.

Resultados del cuarto trimestre de 2001

Telepizza obtuvo un beneficio neto de 5,13 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 1,8% en relación con el 2000. Este dato se ha visto disminuido por una provisión extraordinaria de 19,22 millones de euros destinado principalmente a cubrir los cierres de la compañía en Reino Unido y Marruecos, así como por la depreciación en la autocartera destinada a los planes de opciones sobre acciones concedidos a sus empleados.

Los resultados siguen reflejando el estancamiento en las ventas domésticas que caen un 3,3%, no siendo compensadas con las internacionales, que caen igualmente un 5,5%. Además del descenso de las ventas en Reino Unido (-27,9%) y Marruecos (-10,7%), es de destacar la caída de las mismas en México (-41,7%). En el otro extremo, Polonia (+31%) y Portugal (+15,6%) se configuran como mercados objetivo de la cadena de restauración.

Los ingresos de la compañía han ascendido a 342,85 millones de euros, lo que supone un descenso del 0,73% con respecto a los 345,36 millones logrados en 2000.

El EBITDA (resultado bruto de explotación) alcanzó los 53,16 millones de euros, un 2,8% más que en el ejercicio anterior. Sin embargo, no se pudo lograr el objetivo de 55 millones de euros. Se produce una cierta mejora del margen EBITDA sobre ventas que pasa a ser del 16,2%. La contribución del negocio internacional a EBITDA representa un 13,5%, lo que supone un avance importante con respecto al 1,8% del ejercicio pasado, destacando la contribución de Portugal y Chile. Sin embargo, el margen medio de este negocio internacional es únicamente del 8%, bastante inferior al 19% que obtiene la compañía en España.

Aunque el resultado ordinario ha caído un 5,4%, el BAI (-56,4%) se ha visto perjudicado por un resultado extraordinario negativo de 19,2 millones de euros, atribuible fundamentalmente a la salida de los mercados de Reino Unido y Marruecos así como a la depreciación de su autocartera. Por el contrario, el beneficio neto aumenta un 1,8% hasta los 5,1 millones de euros al beneficiarse de un mejor tratamiento fiscal.