Fondos

Un frenazo bursátil con múltiples excepciones

El frenazo bursátil de la semana pasada no ha evitado que un elevado número de fondos de inversión especializados en renta variable presente rendimientos positivos a estas alturas del año, incluso bastante positivos, ya que hay 28 con una rentabilidad superior al 10%.

La crisis argentina y sobre todo las dudas que plantea la capacidad de la economía mundial para salir del bache con cierto vigor, han sumado estos días sus influencias para frenar la subida de las Bolsas que se había manifestado con cierta intensidad durante la semana anterior.

Las pérdidas vuelven a dominar en los fondos de renta variable, pero las excepciones (es decir, los fondos con beneficios, algunos incluso bastante interesantes a estas alturas del años) son numerosas. Los últimos datos americanos, con un espectacular aumento del PIB pero contrapesado por la caída de la confianza de los consumidores, no han convencido a los inversores. Los fondos han dado un paso atrás en materia de rentabilidad durante estos últimos días, aunque los más perjudicados mantienen niveles de pérdidas asequibles. Los inversores siguen apostando, en este clima de incertidumbre, por los fondos de perfil más defensivo, a pesar de las decepcionantes rentabilidades que se encuentran en los fondos de renta fija y en los monetarios, la mayor parte de los cuales no ha logrado rebasar aún la barrera del 1% de rentabilidad acumulada.

Los fondos de renta fija a largo plazo presentan a estas alturas del año una rentabilidad media inferior al 0,5%. Una quinta parte de ellos tiene valores liquidativos inferiores a los del cierre del año pasado. La recuperación de los mercados de renta fija en las dos o tres últimas semanas ha facilitado la salida de la zona de pérdidas a muchos de estos fondos, que hace un mes presentaban un balance bastante desolador.

Las excepciones

El frenazo de las Bolsas durante la pasada semana apenas ha erosionado el liderazgo de los fondos especializados en renta variable que ya en semanas anteriores ocupaban las posiciones de mayor rentabilidad. Los fondos especializados siguen ostentando, en efecto, la superioridad en cuanto a ganancias este año, aunque se trate de fondos con recursos escasos y de tipo más bien minoritario. El abanico de fondos especializados de renta variable comprende fondos de ámbito regional y algunos de tipo sectorial. Entre los regionales, la primaria la ostentan los fondos de países emergentes, tanto de Europa del Este como de la zona asiática, áreas geográficas en las que, por diferentes motivos, las economías están en fase de aceleración desde el otoño del pasado año. Los países del Este se están beneficiando sobre todo de las expectativas económicas de la convergencia, es decir, de su cada vez mayor proximidad a los parámetros de equilibrio presupuestario y estabilidad económica que les ha exigido la Unión Europea para entrar a formar parte de la Unión.

Estas economías se incorporarán previsiblemente en dos o tres años, lo que ha generado importantes expectativas de mejora de sus mercados bursátiles. Los gestores de estos fondos, media docena , estiman que este tipo de inversiones es apto para un horizonte de dos o tres años, periodo durante el cual las economías de esta zona deberían alcanzar un grado de madurez notable. Estas economías se beneficiarán también de la incipiente recuperación económica mundial, en especial de la europea.

También en algunos sectores se está produciendo una notable mejoría de las valoraciones. La más importante es la que afecta a los fondos especializados en compañías del sector inmobiliario.

En el lado contrario, los fondos especializados en compañías tecnológicas son los que no acaban de encontrar el rumbo alcista, aunque en las últimas semanas se han producido varios amagos de reacción. Esta semana ha sido una de las más negativas para los fondos tecnológicos, con retrocesos que oscilan entre el 5% y el 8% semanal. Entre los once fondos con mayor nivel de pérdidas en lo que va de año, todos ellos con descensos acumulados superiores al 20% desde enero, el predominio de los fondos tecnológicos es casi total.

Entre los siete fondos más rentables del momento hay dos que se han especializado en empresas del sector inmobiliario. Cada uno de estos fondos registra ganancias que oscilan entre el 15% y el cerca del 18% en lo que va de año. Los fondos de este tipo se están beneficiando de la excelente trayectoria que en los dos últimos años han vivido los mercados inmobiliarios europeos, tanto los de tipo residencial como los de oficinas.