El compromiso ético de las sociedades será el gran activo del futuro, según Esade

En el mundo existen actualmente numerosos movimientos de boicot por parte de los consumidores contra las corporaciones cuyo comportamiento ético es inaceptable, advirtió el profesor Josep María Lozano durante la inauguración oficial de la sede madrileña de la escuela de negocios Esade.

Lozano, que es doctor en Filosofía, licenciado en Teología, autor de numerosos libros y miembro de diversas coaliciones internacionales de escuelas de negocios y de asociaciones de ética aplicada, explicó que este cambio es en parte producto de la extensión del uso de Internet.

La Red ha provocado que 'ninguna empresa pueda hacer ninguna tontería en ninguna parte', ya que, 'a las dos horas de un error alguien lo ha colgado en la Red, a los dos días ha circulado por todo el mundo, a los dos meses alguien se ha movilizado, a los seis meses hay campañas en contra y al año se nota en la cuenta de resultados'.

Tres fuerzas están presionando a las empresas para que sean más responsables. Primero, el consumidor ya no ve sólo la marca, sino, cada vez más, qué tipo de empresa hay detrás de ella. Segundo, los ciudadanos empiezan a 'votar' también mediante su libertad de compra. En EE UU una encuesta demostró que la mayoría de las personas habían boicoteado al menos un producto al no comprarlo por motivos éticos, aunque su relación calidad precio fuera atractiva. Según lozano, esta es una nueva forma de ciudadanía que, una vez aprendida, los ciudadanos ya nunca dejan de ejercer.

Y, en tercer lugar, también las instituciones, como la ONU y la UE, están incentivando los compromisos éticos por parte de los empresarios. Hace 60 años casi nadie hablaba de marketing, mientras que hoy es imprescindible. Hace 30 años los programas de calidad eran semidesconocidos, pero hoy nadie se plantea ignorarlos tranquilamente. 'Del mismo modo, la responsabilidad social y medioambiental de la empresa empieza a ser fundamental, aunque algunas empresas miopes aún no lo hayan comprendido'.