Internacional

Aznar prevé una agenda transatlántica amplia en la Cumbre de Washington

La visita del secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell, a Madrid sirvió ayer al Gobierno español para hacer gala de las buenas relaciones existentes entre el Gobierno de George Bush y la Unión Europea. El presidente español, José María Aznar, señaló que éste es el momento para estrechar las relaciones con EE UU. Consideró que 'reforzar la relación estratégica entre Europa y EE UU no es sólo lo más conveniente, sino que es vital para todos' y subrayó la necesidad de 'reafirmar nuestro compromiso completo y total en la lucha contra el terrorismo, como sé que es también total y sin reservas el compromiso de EE UU'.

Aznar, que ostenta la presidencia de turno de la UE, se mostró confiado en que de la cumbre que se celebrará en Washington entre las dos potencias el 2 de mayo saldrá 'una agenda positiva que nos sirva para reforzar aún más la relación transatlántica'.

En la agenda, tal y como detalló más tarde el ministro de Exteriores, Josep Piqué, se espera incluir la colaboración en materia de terrorismo, incluso en el aspecto judicial, así como la colaboración en la política a seguir en los Balcanes y en Afganistán.

Aznar hizo esas declaraciones después de firmar, junto a Powell, el Protocolo de Enmienda del Convenio de Cooperación para la Defensa entre EE UU y España, que 'demuestra que estamos en uno de los momentos de más estrecha colaboración, más intenso trabajo y más perspectivas en común', dijo el presidente español.

Tampoco Piqué desaprovechó la ocasión para destacar la 'excelente relación' entre Washington y la UE. El ministro concedió una rueda de prensa por la tarde junto a su homólogo estadounidense, en la que desdeñó el conflicto comercial desatado entre ambas potencias por los aranceles impuestos por Bush a la importación del acero. 'No tenemos la menor intención de ceder a ciertas dinámicas de poner énfasis en las discrepancias', afirmó,'es inevitable que haya contenciosos comerciales'.

Propuesta de Fischer

Pero la atención estaba ayer concentrada en Oriente Próximo y la visita de Powell a la zona. Piqué señaló que la propuesta lanzada por el ministro alemán de Exteriores, Joschka Fischer, merece consideración, pero incidió en que lo importante es centrarse en el corto plazo, es decir, en la misión de Powell en la zona.

La propuesta de Fischer recoge el reconocimiento del Estado palestino, la redacción de una Constitución democrática y una regulación definitiva del estatuto de Jerusalén como capital.