El Experto

Tiempos difíciles para Ericsson

En la sesión de ayer, tras la rebaja de la calificación de Nortel el pasado viernes, hubo nuevamente rumores sobre una advertencia de resultados de Ericsson. Esta posibilidad no nos sorprende dada la crisis que atraviesa el sector.

La compañía lo tendrá difícil para obtener unos márgenes operativos del 5% como pronosticó a principios de año, principalmente por los problemas a los que se está enfrentando para recortar costes y generar flujo de caja. Los obstáculos no quedan ahí. Ericsson ha encontrado además dificultades para desarrollar la tecnología CDMA en China y la GSM en Estados Unidos, entre otros.

Consideramos que la compañía tendrá problemas para mejorar la situación. Las telecos, los principales clientes de Ericsson, están atravesando momentos difíciles dado su alto endeudamiento. El sector de las telecomunicaciones europeo acumula una deuda de 370.000 millones de euros. Las dificultades que atraviesa Nortel Networks, por otra parte, son una prueba más de la crisis del sector.

Ericsson presentará resultados, probablemente flojos, el próximo día 22 de abril. No descartamos que anuncie la venta de su filial de semiconductores o de su división de fibra óptica. La posibilidad de nuevos despidos es también elevada. Por todo ello mantenemos nuestra recomendación de mantener a la espera de los resultados.