Delito

Multa de 600.000 euros a un ex directivo de Rizzoli por información privilegiada

La COB, organismo regulador de los mercados en Francia, ha impuesto una sanción de 600.000 euros al ex jefe ejecutivo de Rizzoli-Corriere della Sera por uso de información privilegiada. Claudio Calabi, que dimitió en noviembre de 2000, compró en septiembre de ese mismo año 10.000 acciones de la francesa Flammarion antes de que Rizzoli lanzase una opa con una prima del 84%.

La multa de 600.000 euros impuesta a Claudio Calabi, jefe ejecutivo de Rizzoli-Corriere della Sera entre 1997 y 2000, es una de las mayores impuestas en Europa en los últimos años. Según la COB, regulador bursátil francés, conocía la existencia de negociaciones para que su grupo lanzase una opa sobre la editorial francesa Flammarion y utilizó dicha información para lucrarse.

Adquirió acciones pocos días antes del anuncio de opa (el 17 de octubre de 2000) y obtuvo unas plusvalías de 370.000 euros, pues su empresa ofrecía una prima del 84%. Dimitió de su cargo un mes más tarde. La COB inició la investigación el día de la opa.

Calabi compró en menos de un mes 10.000 acciones de una empresa que, antes de que él entrase, negociaba 55 acciones de media cada día. Ello provocó que, pocos días antes de la oferta, el volumen de negociación se disparase, lo que despertó las sospechas.

El regulador considera que Calabi no sólo conocía las negociaciones, sino también que la compañía de la que era jefe ejecutivo iba a pagar, a través de una filial holandesa, una jugosa prima, que finalmente ascendió al 84%.

Aunque las multas por información privilegiada no siempre son públicas, la sanción impuesta a Calabi es una de las más altas que se recuerdan en Europa. En España, la multa más alta que se ha hecho pública fue de 85 millones de pesetas, y se impuso al BBV por comprar acciones de Sevillana antes de una opa de Endesa. La CNMV sancionó con 300 millones a la propia Endesa, pero la multa fue revocada. Hace unos meses, la CNMV remitió a Anticorrupción un caso de información privilegiada relacionado con la opa de Xstrata sobre Asturiana.

Los reguladores europeos han señalado en repetidas ocasiones la dificultad de probar este delito, que por el contrario es relativamente fácil de detectar. La UE tramita una directiva sobre abuso de mercado que unificará criterios y modos de actuación en Europa para luchar contra este delito.

Flammarion era una de las principales editoriales independientes de Francia. Rizzoli-Corriere della Sera es un grupo editorial italiano con presencia en numerosos países europeos. En España participa en el capital de Unedisa, editora del diario El Mundo.