Cooperación

Camdessus acusa a EE UU de ignorar a países en dificultades

El ex director general del FMI Michel Camdessus denunció ayer en Madrid que la Administración Bush ha supuesto un distanciamiento frente a los países con problemas, lo que se refleja en el funcionamiento del Fondo. Frente a la posición de EE UU, Camdessus apoyó que el organismo internacional medie en las reestructuraciones de la deuda y subrayó que el FMI no debe ¢castigar¢ a Argentina.

Después de 13 años en el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuya dirección general dejó en 2000, Camdessus señala ahora que, a pesar de que el Fondo continúa poniendo ¢su centro de atención en erradicar la pobreza del mundo¢, la nueva Administración estadounidense, capitaneada por George Bush, ha supuesto cambios, ya que ¢ha llevado a los americanos a distanciarse del apoyo directo a países en dificultades y a tratar de evitar que haya la certidumbre de que si hay un problema lo resolverán¢.

El ex responsable del principal organismo financiero, que participó en un acto empresarial en Madrid, apoyó la propuesta de la subdirectora del FMI, Anne Krueger, de que exista un mediador en las crisis de suspensión de deuda de los países, como el reciente caso de Argentina.

No obstante, Camdessus apuntó que es muy poco probable que EE UU, con capacidad de veto en el Fondo y contrario a esta medida, ceda. ¢Existen diferencias filosóficas importantes¢, dijo, ¢el Tesoro americano es inmensamente renuente a introducir modificaciones¢, aunque a EE UU no le gusta la forma desordenada en la que se está llevando la crisis argentina. ¢Pero toda idea de restringir temporalmente los derechos de los acreedores americanos les parece peor que la anarquía¢, afirmó.

Con respecto a la crisis del país latinoamericano, el antiguo responsable del Fondo declaró que este organismo no puede ¢castigar¢ al país, porque ¢se violarían los principios del FMI¢, que, según explicó, están encaminados a ¢dar confianza a los miembros¢.

Las exigencias de ajuste fiscal de Argentina se sucedieron durante su mandato en el Fondo, política que Camdessus sigue apoyando. En su opinión, la clase política argentina no tuvo el ¢heroísmo¢ necesario para aplicar los ajustes fiscales necesarios con la paridad cambiaria del peso y el dólar. ¢Y el problema fue que el entonces presidente, Fernando de la Rúa, no quiso reconocerlo hasta que se lo impusieron los mercados¢, señaló al explicar las causas de la crisis argentina.