Revista de Prensa

Cavallo y la causa de las armas

La detención de Domingo Cavallo (...) ha provocado una profunda sorpresa en la opinión pública. En primer término, porque siempre se pensó que la responsabilidad del ex ministro de Economía [argentino] en ese escabroso asunto de Gobierno de los años noventa era secundaria o poco relevante desde el punto de vista penal y aun en el orden político. En segundo término, porque otros procesados notorios en el mismo juicio -con responsabilidades aparentemente más decisivas- se encuentran hoy en pleno uso de su libertad.

Pero más allá de lo que pueda conjeturarse acerca de las responsabilidades últimas por el trajinado caso de la venta ilegal de armas, la detención de Cavallo puede constituir un caso testigo que arroje luz sobre las tensas y complejas circunstancias en que hoy se desenvuelve en la Argentina la Administración de justicia y, más concretamente, sobre el inocultable peligro de que factores extrajudiciales puedan llegar a ejercer una influencia decisiva, en determinadas circunstancias, sobre la justicia (...).

Cavallo es hoy el destinatario de muchos reproches y es evidente que un sentimiento de encono y de animadversión contra él ha prendido en franjas no desdeñables de la ciudadanía (...). De la capacidad del magistrado interviniente para resistir la presión emocional de esas corrientes de opinión pública y hasta para contrariarla (...) dependerá que el acusado tenga o no el juicio independiente a que tiene derecho (...).

Es de esperar que en el juicio graviten sólo los elementos que emerjan de la aséptica aplicación del derecho vigente y que de ningún modo se proyecte la sombra de prejuicios, sentimientos y reclamos ajenos a la causa.