Caso Microsoft

Los Estados reafirman las medidas contra Microsoft

Los estados disidentes dijeron que el acuerdo alcanzado con el departamento de Estado y otros nueve estados es demasiado débil para hacer que Microsoft flexibilice su poder monopólico en tecnologías que han surgido desde que el caso comenzó hace casi cuatro años. "Hay una notable similaridad entre la conducta en el expediente y la conducta que es empleada hoy y la que estará disponible para Microsoft en el futuro", dijo Brendan Sullivan, un abogado de los estados que han rechazado el acuerdo, ante la juez federal Colleen Kollar-Kotelly.

Microsoft ya ha calificado las demandas de los estados opuestos como excesivas en las audiencias previas y prevé argumentar que cualquier solución esté confinada al expediente del juicio. La compañía tenía previsto dirigirse a la juez el lunes en la tarde, en el primer día de audiencias que se estima durarán ocho semanas.

Una corte de apelaciones rechazó en junio algunas de las acusaciones contra Microsoft, pero respaldó la decisión de un tribunal menor de que la compañía había mantenido ilegalmente su monopolio del sistema operativo Windows para computadoras personales.

Los jueces de apelaciones coincidieron en que Microsoft trató de imponerse a su rival, el navegador de Internet Netscape Communications, después de que la compañía concluyó que era una amenaza para el dominio de Windows. Sullivan pidió a Kollar-Kotelly que niegue a Microsoft lo que calificó como "los frutos de su abuso monopólico" y libere el mercado del software para permitir más competencia.

"Los demandantes no están aquí para castigar a Microsoft", dijo Sullivan. "Las metas de los demandantes son hacer que Microsoft se comporte apropiadamente".

Kollar-Kotelly está considerando si el acuerdo alcanzado con el departamento de Justicia estadounidense en noviembre está en el interés público bajo un procedimiento judicial separado.

Cuando el gobierno presentó el emblemático caso de antimonopolio por primera vez, pocos usuarios de computadoras habían oído hablar de aplicaciones de audio y vídeo, mensajes instantáneos o decodificadores de televisión interactiva.

Estos productos ahora serán presentados en la corte por los estados opuestos al acuerdo, con testigos de empresas como el gigante de las telecomunicaciones SBC Communications Inc., el fabricante de computadoras de bolsillo Palm Inc. y el fabricante de software de televisión interactiva Liberate Technologies Inc. .

Los estados están proponiendo que Microsoft venda una versión "modular" de Windows, que permita a los fabricantes de computadoras sacar aplicaciones incorporadas como el navegador Internet Explorer o el programa de ejecución de audio y vídeo de Microsoft.

También obligarían a Microsoft a revelar más acerca de su software y autorizar el uso de su navegador a otras empresas, sin regalías. El acuerdo propuesto está diseñado para solucionar las violaciones antimonopolio al dar a los fabricantes de computadoras más libertad de presentar software de rivales en sus productos, entre otras cosas. Microsoft ha previsto un desfile de ejecutivos de compañías, economistas y expertos legales en las audiencias para que respalden su posición de que las sanciones no pueden ir más allá de las especificaciones estipuladas en la corte de apelaciones.