Andalucía

Derivados del Cerdo Ibérico comercializa el primer jamón ecológico

Derivados del Cerdo Ibérico se ha lanzado a la aventura de fabricar y comercializar los primeros jamones ibéricos ecológicos del mundo. La empresa sevillana que preside Julio Revilla ha obtenido el premio al producto del año en la pasada edición de la feria de productos ecológicos Biofach de Nüremberg por la novedad de introducir por primera vez este producto en el mercado ecológico.

Hasta ahora, los productores de cerdo ibérico se han contentado con el alto nivel de seguridad alimentaria que ya ofrece la crianza del cerdo en dehesas andaluzas, pero no habían dado el paso de adaptarse plenamente a las exigencias de este tipo de producción certificada.

La primera producción testimonial -compuesta de 54 jamones procedentes de 27 cerdos- se ha destinado a su presentación en la feria alemana y a vender pequeñas muestras entre distribuidores internacionales asistentes a la feria, pero la empresa prevé sacrificar 600 animales este año que proporcionarán 1.200 jamones y otras tantas paletas de ibérico, además de las otras chacinas extraíbles del cerdo. De momento, se destinarán a la exportación. La iniciativa correspondió a la Fundación Monte Mediterráneo, ubicada en Santa Olalla (Huelva), una entidad sin ánimo de lucro fundada por alemanes residentes en esta localidad, donde poseen una dehesa certificada ecológica.

Prohibidos los antibióticos

El precio al consumidor que alcanzará este jamón será de unos 72 euros el kilo, una cifra muy superior a los 42 euros por kilo que se paga hoy por el jamón ibérico de bellota no ecológico.

La crianza ecológica del cerdo requiere de un especial tratamiento de las condiciones de vida y alimentación del animal comenzando por la propia dehesa. El animal engorda sus primeros 100 kilos con piensos certificados como ecológicos y además no puede recibir antibióticos como tratamiento sanitario.