REPæscaron;BLICA CHECA

Estampaciones Sabadell

La empresa catalana de ingeniería de automoción Estampaciones Sabadell, propiedad de Jaume Bonet, se interesó por los países del Este en 1998. La decisión de situarse en la República Checa tenía como objetivo dotar al grupo de una unidad productiva en el centro de Europa, pero a costes competitivos. Comenzaron alquilando una pequeña unidad productiva de unos 1.500 metros cuadrados.

El rápido éxito de la planta checa llevó a la empresa catalana dedicada a la matricería, la estampación metálica y la soldadura de cualquier pieza del automóvil a construir su propia unidad en Uvaly-Praga, que inauguraron en el año 2000 con una superficie de 50.000 metros cuadrados, de los que 13.000 metros cuadrados ocuparon sus instalaciones.

La buena marcha de la fábrica le ha llevado a ampliarla hasta los 20.000 metros cuadrados en el año 2003. Sus principales clientes son: el Grupo Volkswagen (Audi, Skoda, Volkswagen) y Mercedes-Benz. Actualmente emplea a 120 personas, aunque cuando esté en funcionamiento la ampliación plantilla aumentará hasta las 230 personas.

La empresa Estampaciones Sabadell fue fundada en 1965 por Jaume Bonet Presegue en un pequeño taller de 2.500 m2 en Sabadell, corazón industrial del área de Barcelona. En 1977 trasladaron la planta a Polinyà, realizándose sucesivas ampliaciones hasta llegar a alcanzar una superficie útil de 29.300 m2. En 1992 la gestión pasa a manos de Jaume Bonet Balaguer, quien se convierte en accionista mayoritario y que adquiere una nueva planta, con lo más avanzado en cuanto a estampación y montaje en Europa. En 1996 crea el holding bajo el nombre de Grupo Estampaciones Sabadell, con 61.000 m2 de superficie productiva.

El holding tiene su sede administrativa en Palau-solità i Plegamans (Barcelona), donde realizan estampación y ensamblaje y protección de pintura (cataforesis). La unidad productiva más antigua del grupo se localiza en Polinyà (Barcelona), donde trabajan 400 personas. En Almussafes (Valencia) se ocupan de la construcción de matrices y ensamblaje; en Fonvasa, en Franqueses del Vallés (Barcelona), son especialistas en fundición de materiales férreos. El próximo mes de marzo abrirán en Barberà del Vallés (Barcelona) su fábrica más moderna de construcción de matrices de Europa. La facturación del grupo en 1999 fue de 155.022.000 euros; en 2000 alcanzaron 165.559.000 euros, y en 2001, 174.023.000 euros, de los que el 28% se exportó.

Las ventas de Czech en 1991 llegaron a 1.929 euros; en 2000, hasta 1.935 euros, y el año pasado alcanzó los 5.409 euros y en el que el 50% se dedicó a exportación-.