Reestructuración

Campofrío anuncia un plan para recortar gastos en Omsa

Campofrío ha decidido poner en marcha un recorte de costes en su filial OMSA. Según una comunicación de la cárnica valenciana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), OMSA provisionará con cargo a sus cuentas del ejercicio 2001 un total de 5,6 millones de euros (942 millones de pesetas) para hacer frente a los gastos que generará la unificación de su red comercial con la del grupo Campofrío.

Esta unificación supondrá un recorte de empleo aún no cuantificado por las compañías. En la red comercial de OMSA trabajan en la actualidad un total de 200 personas.

La reestructuración de OMSA dentro de Campofrío supondrá también el traslado de los servicios centrales de la compañía en Valencia a la sede de Campofrío en Madrid. De hecho, en la actualidad determinados servicios centrales de OMSA ya se han trasladado a la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes, en donde Campofrío tiene su sede social. Paulatinamente y hasta finales de año se irán trasladando todas las áreas de la empresa. Según fuentes de OMSA, los planes de reestructuración no afectarán a las tres fábricas que la empresa tiene en la Comunidad Valenciana, que seguirán operando con total normalidad.

El objetivo es evitar duplicidades en la gestión y reducir 'significativamente los costes de logística, distribución y comercialización de la sociedad'. Según la empresa, esta política redundará en 'un incremento sensible de los márgenes y de los resultados estimados para el presente ejercicio y sucesivos'.

Estas medidas fueron aprobadas el pasado día 25 en el consejo de administración de OMSA. Este consejo decidió igualmente someter a la próxima junta general de accionistas, que se celebrará el próximo 20 de marzo, la exclusión de la sociedad de Bolsa. La operación se realizará a través de una oferta pública de adquisición a un precio de 8,30 euros por acción (1.381 pesetas por acción). Las acciones de la compañía cerraron ayer a 8,14 euros.