Renta de familias

La renta de las familias aumentó más del 8% en 2001, asegura Rato

El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato, afirmó hoy que las rentas de las familias aumentaron por encima del 8% en 2001. El ministro se apoya en este dato para asegurar no hubo pérdida de poder adquisitivo en los hogares españoles.

Rato, que participó en el 'Foro Europa 2002 Press', organizado por la agencia de noticias Europa Press y 'Nueva Economía', señaló que, a pesar de la moderación de los costes laborales, las familias españolas incrementaron su renta disponible el año pasado, gracias al contexto de estabilidad de precios que vive la economía española.

No obstante, el ministro afirmó que el Gobierno es consciente de que existen hogares que necesitan políticas sociales activas y ayudas públicas por parte del Ejecutivo, a lo que también contribuirá la reforma del IRPF, que contempla medidas concretas para las familias.

En este sentido, Rato destacó la importancia que tiene una "evolución razonable" de los costes salariales que permita, por un lado, el mantenimiento del poder adquisitivo de los ciudadanos y, por otro, el aumento de la creación de nuevos puestos de trabajo.

Mantener el pacto de estabilidad

El ministro se refirió también a la necesidad de mantener el Pacto de Estabilidad para que Europa cuente con déficits públicos que no presionen sobre los mercados de capitales, así como tipos de interés que se muevan "de manera atractiva para empresas y particulares".

"Los gobiernos no podrán evitar el ciclo económico a base de déficits públicos y, además, pondrán en riesgo la curva de tipos de interés a medio y largo plazo, lo que haría menos atractiva la inversión y retrasaría la recuperación económica", subrayó.

En cuanto a la evolución económica mundial, Rato auguró una recuperación sostenida a partir de este año, aunque se mostró cauteloso sobre la intensidad de dicho repunte. En este contexto, indicó que la economía española ha crecido cinco años consecutivos en el entorno del 3%, con una creación intensa de empleo y una inversión de 25 puntos sobre el PIB, "cifra muy importante".

El ministro destacó también que la economía española es hoy "más resistente y flexible" a las crisis externas, que su potencial de crecimiento es superior a la media de la UE y que la relación entre el crecimiento económico y la creación de empleo es más intensa.

Potencial de crecimiento

Rato señaló que Europa debe "poner el acento" este año en aumentar su potencial de crecimiento, por lo que la intención del Gobierno español es impulsar en la Cumbre de Barcelona un proceso de reformas estructurales y la posibilidad de alcanzar acuerdos políticos para fijar calendarios de liberalizaciones razonables.

Estas reformas se centrarán especialmente en la integración de un mercado financiero único, en la liberalización del mercado del gas, la electricidad y el transporte y en la flexibilización del mercado de trabajo.