SCH refuerza su apuesta tecnológica con una inversión de 25.000 millones

El grupo Santander Central Hispano está dispuesto a reforzar su apuesta por la tecnología para reducir costes, ampliar los canales de venta de productos y modernizar la forma de trabajar en el banco.

El director general de Medios y Costes, Baldomero Falcones, anunció ayer una inversión de 20.000 a 25.000 millones de pesetas (150 millones de euros) para actualizar su plataforma tecnológica, que estará lista en 2005.

Los dos pilares de la nueva plataforma son la web comercial, con la que el banco potencia su visión multicanal para la distribución de productos, y la Intranet (red de informática para los empleados), con la que busca agilizar los procesos internos y ahorrar costes.

La Intranet, denominada Verner, funciona ya desde hace 18 meses. Falcones explicó que el banco ha trasladado este año a la Intranet la gestión de 200 procesos internos, como son la reserva de viajes, los préstamos y anticipos de nóminas a los empleados, o las peticiones de material de oficina. Con eso se ha conseguido el 85% de los objetivos en este área para 2001 y un ahorro de entre el 50 y el 60% del coste ligado a estos procesos, en torno a seis millones de euros (1.000 millones de pesetas).

El banco prevé informatizar al menos otros 600 procesos durante los próximos tres años.

Para Falcones, con la "intranetización se cambia radicalmente la forma de trabajar en el banco". El objetivo es que a principios de año estén conectados a la red todos los empleados del grupo en España, pero luego se extenderá a los 110.000 trabajadores con los que el banco cuenta en todo el mundo.

En cuanto a la página web, se ha diseñado a partir de las peticiones expresas en las encuestas realizadas entre los clientes. Incorpora desde un servicio para realizar operaciones bancarias y bursátiles, hasta fichas técnicas de valores, análisis, recomendaciones o simuladores.

El banco cuenta ya con un millón de clientes que utilizan servicios transaccionales.