Las 'puntocom' de EE UU muestran síntomas de recuperación

El descalabro de las puntocom ofrece signos de haber tocado fondo. El más evidente es el freno que se ha echado a los despidos masivos de trabajadores, aunque el más esperanzador es el tímido repunte del interés por adquirir este tipo de empresas.

La firma de consultoría de Chicago Challenger, Gray & Christmas lleva contabilizado en Estados Unidos un total de 98.522 despidos en el sector en los 11 meses del año, con lo que se ha doblado ya la cifra de 41.214 puestos de trabajo que se redujeron en 2000.

Sin embargo, desde el pasado mes de septiembre se percibe una sensible moderación en la política de recortes del mercado laboral en Internet. En noviembre, las puntocom estadounidenses redujeron 2.901 empleos, pero es un 67% inferior al dato del mismo mes del año pasado.

Los más afectados siguen siendo los proveedores de tecnología y de desarrollo de proyectos, seguidos a distancia por los portales y las empresas de servicios financieros en la red. John A. Challenger, consejero delegado de la consultora, considera que las puntocom respiran más tranquilas ante el periodo navideño, "ya que, debido a la preocupación por los atentados terroristas, los consumidores aprovecharán sus vacaciones para hacer más compras por Internet".

Adquisiciones

La ausencia de ingresos publicitarios y la falta de confianza de los inversores lastran los beneficios de muchas puntocom. Pero, aunque con timidez, los inversores se están animando a salir de compras. Destaca la reciente adquisición de la empresa de mediciones de audiencia en Internet Jupiter Media Metrix por su competidora Net-Ratings, en una operación valorada en 78,2 millones de euros (13.011 millones de pesetas).

La firma de analistas Webmergers.com afirma que este año se han adquirido 1.066 empresas de Internet hasta octubre, por valor de 37.400 millones de euros (6,2 billones de pesetas).

De las más de 7.000 ciberempresas que calculan que hay en el mundo, han cerrado 716, de las que 491 corresponden al año pasado.