epigrafe

Bodegas Gandía se alía con Viña Gótica para elaborar vinos de Rioja

La compañía valenciana Bodegas Gandía, que tiene toda su producción concentrada en esta comunidad, ha dado los primeros pasos para entrar en los vinos de Rioja.

Por ello ha llegado a un acuerdo con Viña Gótica mediante el cual comprará la uva de la bodega riojana, dirigirá la elaboración (envejecimiento y crianza) de los caldos y se hará cargo de todo el proceso de embotellado del vino en las instalaciones de Viña Gótica.

La primera cosecha saldrá al mercado en 2002; de ella se comercializarán unas 30.000 botellas de crianza y otras tan-tas de reserva. Si la experiencia resulta positiva, la com-pañía valenciana tomará una participación en Viña Gótica y realizará inversiones para potenciar su presencia en el vino rioja, según explica José María Gandía, presidente de la empresa.

Lo que aún no está decidido es la marca bajo la que se comercializará la nueva producción, aunque se baraja la posibilidad de aprovechar la de Plá i Ferri, propiedad de Bodegas Gandía. El inconveniente es que es un nombre demasiado valenciano y no sugiere producción de rioja.

Bodegas Gandía, que produce más de 51 millones de botellas al año y factura unos 8.500 millones de pesetas (51 millones de euros), es la propietaria de marcas como Ceremonia, Hoya de Cadenas, el moscatel Fusta Nova y Madrerus en vinos jóvenes. El 93% de las ventas se realiza fuera de España y el gran reto de la empresa es aumentar su presencia en el mercado nacional, donde ahora sólo factura unos 500 millones.

Para ello ha iniciado la cons-trucción de una bodega en Utiel -las actuales instalaciones están en Chiva-, con una inversión de 2.500 millones de pesetas (15 millones de euros). El proyec-to se realizará en tres etapas, la última de las cuales estará concluida a finales de 2002. Con este complejo, que incluirá restaurante de lujo y tienda, se pretende intensificar la producción de vinos de alta gama y disminuir el peso que ahora tienen los caldos medios.