Tino Stone construye otro centro de producción para exportar más

La empresa almeriense Tino Stone Group creará en Loja (Granada) un centro logístico del mármol, que incluirá su tercer complejo industrial, tras los de Macael y Espejón (Soria). La compañía, que invertirá 1.200 millones, pretende con ello potenciar la exportación.

Tino Stone Group iniciará a principios del próximo año la construcción de un centro productor y logístico del mármol en Loja (Granada), donde ya posee dos canteras, cuyas piedras se transforman actualmente en Macael (Almería), sede original de la empresa y donde concentra la mayor parte de su actividad industrial.

La misión del complejo será, por un lado, transformar el mármol que se extrae tanto en Loja como en otras canteras de la compañía alejadas de Macael (tiene otra en Badajoz). Por otro, recibir y distribuir productos terminados, aprovechando la situación geográfica de Loja (en el centro de Andalucía) y sus buenas comunicaciones por autovía y ferrocarril.

"De Loja partirán productos hacia el puerto de Algeciras con destino a Estados Unidos y otros mercados", indica el presidente y fundador de Tino, Antonio Valdés. El país norteamericano es el principal mercado exterior de la empresa, que exporta el 40% de su mármol.

La compañía invertirá 500 millones de pesetas (tres millones de euros) en una primera fase, que estará concluida a finales de 2002 y que incluirá la construcción de naves e instalación de maquinaria de corte y pulido, lo que conllevará la contratación de 40 trabajadores. Al año siguiente completará el complejo con otros 700 millones de inversión.

Junto al mercado estadounidense, que absorbe el 35% de las exportaciones, Tino Stone Group pretende potenciar también sus ventas en China, su segundo destino internacional, con el 25% de los envíos exteriores. El resto de exportaciones se las reparte el mercado europeo y Oriente Próximo. La compañía facturó 4.050 millones el año pasado y prevé superar los 4.600 este ejercicio.

La actividad de Tino ha ido buscando la especialización desde que en 1981 iniciara su actividad en el entonces incipiente sector del mármol de Macael.

De productor de mármol para el sector inmobiliario ha pasado a ejecutar proyectos de instalación para hoteles y edificios de empresas e instituciones, ha creado una red de distribución en tiendas y hace cinco años empezó a desarrollar nuevas líneas de tratamiento de mármol con técnicos italianos.

Con el nombre de Evolution, Tino pretende emular la diversificación característica de la industria azulejera o cerámica para ganar nuevos mercados. "Los productos Evolution suponen ya el 35% de nuestras ventas y se igualarán al resto en 2002 para crecer más en el futuro", afirma Antonio Valdés.