La familia Calero invierte 6.000 millones en su grupo hotelero

Origen de los fondos

Parte de los fondos que está invirtiendo la familia Calero en el desarrollo de la nueva cadena hotelera procede de la venta del 30% que tenía en el capital de Tryp Hoteles a Sol Meliá, realizado en octubre de 2000. La operación sumó unos 60.000 millones de pesetas, que se pagaron en efectivo y acciones de Sol Meliá.

En aquel momento analistas del mercado estimaron en unos 10.000 millones de pesetas en liquidez lo que percibieron cada uno de los tres accionistas de Tryp, a los que habría que añadir unos 16.000 millones adicionales por la venta, al margen de la principal, de los hoteles Fénix, de Madrid, y Colón, de Sevilla.

Vincci Hoteles tiene suscritos acuerdos para iniciar su andadura con 12 hoteles. De ellos dos se encuentran situados en Almería y Valencia y se abrirán próximamente. Vincci operará nueve de estos establecimientos con contratos de alquiler.

Los hoteles de Vincci se encontrarán en Túnez (cuatro) Málaga (tres), Madrid (dos), Sevilla, Valencia y Almería. En todos ellos la empresa prevé invertir unos 9.800 millones de pesetas (58,90 millones de euros) hasta finales de 2002.