Corporación Mapfre prevé crecer menos en 2001 por los atentados

La onda expansiva del atentado sobre las Torres Gemelas neoyorquinas ha llegado hasta Corporación Mapfre, filial que agrupa la mayor parte del negocio de Mapfre, el primer grupo asegurador español. La entidad financiera comunicó ayer un beneficio neto de 71,3 millones de euros (11.863 millones de pesetas) hasta septiembre, lo que supone un descenso del 7,4% con respecto a 2000.

La corporación anunció ayer, a la vista de estos resultados, que va a corregir la previsión de beneficio para este ejercicio, en el que espera obtener un beneficio "similar" al de 2000. En abril, el nuevo presidente de Mapfre Mutualidad, José Manuel Martínez, anunció unas previsiones de crecimiento del 12% para este año. Los inversores respondieron ayer a estos resultados con una caída del 5% en el valor de la acción.

Esta disminución del beneficio se debe, según la aseguradora, al impacto de los atentados sobre las Torres Gemelas -a pesar de que Mapfre sólo ha comunicado una exposición de 12 millones de dólares (2.100 millones de pesetas) a la catástrofe- y a la menor realización de beneficios no recurrentes", es decir, a una disminución de las ganancias extraordinarias.

La entidad aludió también a la "buena evolución" de los resultados del consorcio Mapfre-Caja Madrid y sus filiales, que aumentaron el 6,3%, pese al menor crecimiento de los ingresos y resultados de las actividades de gestión de patrimonios.

El Sistema Mapfre, que engloba a todas las empresas del grupo, obtuvo entre enero y septiembre un beneficio neto consolidado de 194,4 millones de euros (32.345 millones de pesetas), lo que supuso un aumento del 15,1% respecto al mismo periodo del año anterior.

Mapfre Mutualidad, empresa matriz del Sistema, alcanzó un volumen de primas hasta septiembre de 1.183 millones de euros (196.835 millones de pesetas), con un incremento del 15% respecto al ejercicio anterior y un resultado ordinario de 112,2 millones de euros (18.669 millones de pesetas).