Bruselas aplaza cinco años el estatuto fiscal vinculado a la sociedad anónima europea

El Parlamento Europeo aprobó ayer en Estrasburgo una resolución de apoyo al reglamento de estatuto de la sociedad europea a pesar de "la falta de ambición" que encuentra en el nuevo texto legal. El Parlamento, como la patronal europea, aboga en su resolución por una coordinación de los regímenes fiscales que permita a las empresas extraer todo el potencial beneficio del nuevo estatus legal.

Durante el debate parlamentario, celebrado el lunes, el comisario de Mercado Interior, Frits Bolkestein, descartó incorporar al texto cualquier medida fiscal, al menos hasta cinco años después de su entrada en vigor.

Para el comisario, el delicado consenso que desbloqueó el proyecto en el Consejo de Ministros de la UE no permite de momento avanzar más en esta iniciativa. España bloqueó hasta la cumbre de Niza cualquier discusión sobre el estatuto (porque puede involucrar a los trabajadores en la gestión de las empresas) y Gran Bretaña todavía expresa serias reticencias en cuanto a la directiva de participación de los trabajadores que debe acompañar al reglamento.

El Parlamento optó finalmente por el enfoque pragmático que prevaleció en el Consejo de Ministros y respaldó esta vieja aspiración comunitaria con más de 30 años de antigüedad. Las multinacionales que operan en más de un Estado miembro y cuyo capital supere los 120.000 euros podrán acogerse a este nuevo estatus jurídico que pretende facilitar su actividad en el territorio de los Quince. También la patronal europea, Unice, celebró ayer el resultado de la votación en el Parlamento y, en especial, el llamamiento político de la Eurocámara para que en el futuro se incorporen al texto "aspectos fiscales y contables" que permitan "normas comunes en la fiscalidad [de las empresas]".

Pero el Parlamento también pidió ayer, con motivo de la revisión de la directiva sobre comités de empresas europeos, que en el futuro se anulen todas las decisiones de gestión empresarial que se adopten sin conocimiento de los trabajadores.