DT cierra la venta de su televisión por cable a Liberty

Liberty Media, la operadora estadounidense de televisión por cable, acordó ayer con la empresa alemana Deutsche Telekom la compra de seis de sus redes regionales, por 5.500 millones de euros, 915.123 millones de pesetas.

El anuncio de la operación viene después de que aparecieran en la prensa informaciones acerca de las negociaciones entre ambas compañías, iniciadas en junio. æpermil;stas se habían estancado a raíz de que Liberty exigiera contar con la posibilidad de deshacer la adquisición en el caso de que las autoridades de la competencia vetasen la actual distribución de la televisión por cable alemana.

El acuerdo alcanzado ayer entre ambas compañías recoge la posibilidad de rescindir el contrato en el caso de que el marco regulatorio cambie. La empresa estadounidense, dirigida por John Malone, pagará 3.000 millones de euros (499.800 millones de pesetas) en efectivo, 1.500 millones en acciones y otros 1.000 millones en bonos.

Las seis redes regionales cuentan con cerca de 10 millones de abonados y emplean a 2.800 trabajadores. Con esta adquisición, Liberty se convertiría en el mayor operador de televisión por cable en Europa, con 18 millones de afiliados.

Reguladores regionales y asociaciones de protección a los consumidores han alertado ya que la operación podría llevar a un aumento en los precios de suscripción y, además, conduciría a una fuerte concentración en un sector que consideran "bien público". Liberty Media es propietaria de canales de televisión y está vinculado a AOL TimeWarner.