Pischetsrieder será elegido el viernes primer ejecutivo de Volkswagen

Tras meses de intensos rumores, la sucesión del presidente de Volkswagen, Ferdinand Piëch, está resuelta. Tal y como se preveía, su heredero será el actual presidente de Seat y ex ejecutivo de BMW, Bernd Pischetsrieder. La designación se efectuará en el marco de un consejo de vigilancia convocado para el próximo viernes, según informaciones de la revista alemana Manager-Magazin, confirmadas posteriormente por fuentes del Gobierno de Baja Sajonia, el Estado federado alemán que con casi un 20% es el mayor accionista de Volkswagen. Portavoces de la compañía, en cambio, evitaron pronunciarse sobre este asunto.

También el comité de empresa de la automovilística ha dado su visto bueno: "Bernd Pischetsrieder posee cualidades extraordinarias para acometer las tareas futuras", afirmó uno de los dirigentes sindicales en un comunicado distribuido por el Gobierno de Baja Sajonia.

La sucesión podría tener lugar incluso antes de la fecha prevista, el 16 de abril de 2002, cuando se celebrará la junta de accionistas de la compañía. Un día después, Ferdinand Piëch -nieto del legendario constructor del escarabajo, Ferdinand Porsche- cumplirá 65 años y, previsiblemente, asumirá la presidencia del consejo de vigilancia de Volkswagen.

Bernd Pischetsrieder es un ingeniero de 53 años que desde 1999 es consejero de calidad de Volkswagen y presidente de la filial española Seat. Entre 1993 y 1999 presidió la también alemana BMW.