El gasto del seguro de paro sube un 10% pese al avance del empleo

El gasto en protección por desempleo ha experimentado en la primera mitad del año un incremento del 10% sobre lo gastado en la primera mitad del año pasado, lo que ha impulsado al Gobierno a buscar una negociación con los sindicatos y la patronal para reformar el sistema de cobertura.

Los sindicatos, por su parte, han replicado que este avance del gasto, que curiosamente coincide con un avance en la generación de empleo aún significativa, es imputable básicamente a la utilización fraudulenta de la prestación, especialmente por la rotación de los temporales que efectúan las empresas.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Juan Carlos Aparicio, admitió ayer que existen "disfunciones" en el actual sistema de prestaciones por desempleo y que, por tanto, es necesario acometer su reforma, si bien puntualizó que no es causa suficiente para que se genere "un estado de alarma".

Aseguró que el único motivo por el que se pueden explicar estas disfunciones es el incremento de la rotación del mercado laboral, ya que muchas empresas extinguen contratos temporales al inicio de las vacaciones para volver a contratar después a los mismos trabajadores. æpermil;ste es un mecanismo que permite a la empresa ahorrarse el importe correspondiente al mes de vacaciones, tal y como ayer aseguró Chozas.

La UGT aseguró que la postura del Gobierno para atajar los fraudes producidos en la contratación temporal reduciendo el subsidio por desempleo sería intolerable, puesto que este gasto "es de por sí insuficiente, pues sólo el 56% de los parados tiene algún tipo de cobertura".

El sindicato considera necesario que no se "lesionen los derechos de los trabajadores", y que la única forma de atajar el fraude y los abusos de la temporalidad es recurriendo a la Inspección de Trabajo y consiguiendo una "equivalencia más justa entre cotización y duración de la prestación" en base a un modelo de financiación estable. UGT concluye afirmando que el hecho de que el Gobierno haya detectado este fraude en la contratación temporal pone de manifiesto "el fracaso que venimos denunciando de la reciente reforma laboral".

Por su parte, CC OO mostró el mismo punto de vista, añadiendo que desde el Ejecutivo deben ponerse en marcha los mecanismos necesarios, no sólo para controlar estos despidos, sino también para "penalizar el fraude empresarial". Comisiones prefiere que en la negociación presupuestaria se amplíe la cobertura a quien de verdad lo necesita, "que es la gran mayoría de parados".