Los Agnelli estudian la salida a Bolsa de Ferrari

Umberto Agnelli, presidente de Ifil, uno de los holdings que agrupan los intereses de su familia, dijo ayer que sacar Ferrari, el fabricante italiano de coches de lujo y competición, a Bolsa es "una posibilidad". Desde Ifil se considera que una OPV de la automovilística líder de fórmula 1 y una de las más carismáticas dentro del mercado de los deportivos de lujo "es una buena idea".

Ifil y el Instituto Finanziario Industriale, los dos brazos financieros de los Agnelli, poseen el 30% de Fiat, que, a su vez, controla el 100% de Ferrari y su filial Maserati. Según un informe hecho en diciembre, Ferrari podría valorarse en 1.500 millones de dólares (273.000 millones de pesetas, 1.640 millones de euros).

A pesar de la difícil situación de los mercados, las empresas automovilísticas europeas del mercado del lujo han mantenido una positiva evolución en Bolsa. La alemana Porsche se ha revalorizado un 15,15% en lo que va de año y BMW, un 4,53%.

En el otro lado de la moneda, la propia familia Agnelli también está considerando abandonar los planes de una oferta inicial de acciones de la Juventus Club de Fútbol, que también controla, si el mercado no se recupera. En lo que va de año el índice italiano Mibtel ha perdido un 17% de su valor.