El Banco Guipuzcoano ganó en el primer semestre un 16% más

El Banco Guipuzcoano obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto de 2.527 millones de pesetas (15,19 millones de euros), lo que supone un incremento del 16,5% frente a los 2.169 millones de pesetas (13,04 millones de euros) que registró durante el mismo periodo del ejercicio anterior, según informó ayer la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El margen de intermediación se situó en los 8.082 millones de pesetas (48,57 millones de euros), lo que representa un crecimiento del 18,8%. Las comisiones por servicios disminuyeron un 9%, fundamentalmente las relacionadas con mercados de valores y fondos de inversión, debido a la adversa evolución de la Bolsa.

El margen ordinario ascendió a 11.602 millones de pesetas (69,73 millones de euros), un 11,1% más que durante los primeros seis meses de 2000, en los que ingresó 10.441 millones de pesetas (62,75 millones de euros).

Por su parte, los gastos de explotación descendieron un 6,8%, hasta alcanzar los 6.586 millones de pesetas (39,58 millones de euros), de los que 4.449 millones de pesetas (26,74 millones de euros) correspondieron a gastos de personal, un 12% menos.

Gracias a estas reducciones en los gastos de explotación, explicó la compañía, el Banco Guipuzcoano ha conseguido mejorar los indicadores de eficiencia, en línea con su Plan Estratégico.

El peso de los gastos de explotación sobre los activos totales medios superaron el 1,3%, frente al 1,9% correspondiente al ejercicio precedente. De esta manera, el margen de explotación creció un 58,8%, hasta situarse en los 3.742 millones de pesetas (22,49 millones de euros).

Respecto a la evolución del negocio, el volumen de créditos concedidos a clientes creció un 11,4%, con 407.235 millones. La tasa de morosidad se situó en el 0,7% y la de cobertura de morosos alcanzó el 363,2%.