INTERNACIONAL

Rusia y China rechazan acelerar la negociación del sistema antimisiles

Los Gobierno de Rusia y China rechazaron ayer acelerar las negociaciones sobre la vigencia del actual sistema de defensa antimisiles, como pretende Estados Unidos, con el argumento de que Was-hing-ton debe proceder a la verificación de sus arsenales armamentísticos antes de finales de año, tal y como recogen los acuerdos en vigor.

Sin embargo, el presidente estadounidense, George Bush, aseguró que EE UU seguirá adelante con su calendario de pruebas, que prevé un nuevo test del sistema antimisiles que quiere llevar adelante para noviembre. Estas pruebas, por las exigencias técnicas que conllevan, supondrán la violación del Tratado Antibalístico (ABM) de 1972, que Rusia y China defienden.

Una delegación estadounidense se entrevistó ayer con las autoridades chinas en Pekín, donde pudo comprobar lo lejos que quedan las posibilidades de acuerdo con el gigante asiático en esta materia.

China ratificó su compromiso con los acuerdos contra la proliferación de armamento nuclear, aunque EE UU sigue dudando de que Pekín intente desarrollar alta tecnología sobre misiles y exportarla, posteriormente, a países calificados como "inestables" por Washington.

Pese a las declaraciones de Bush, Rusia sigue confiando en la posibilidad de alcanzar un acuerdo con EE UU a través de las negociaciones, pero nunca antes de finales de año. Asimismo, Moscú insiste en que Washington no ofrece ningún tipo de concreciones sobre el proyecto.