El 95% de las reformas del Poder Judicial fue aceptado por PP y PSOE

En el último pleno que ha celebrado el Consejo General del Poder Judicial, que si no surgen imprevistos será renovado el próximo 26 de julio, el organismo hizo balance sobre su actividad en los cinco años de mandato.

El portavoz, Benigno Varela, aseguró que el balance es "positivo" y que en este último periodo de tiempo la institución "se ha consolidado como órgano constitucional del Estado y como órgano de gobierno de los jueces". Hizo mención especial a las aportaciones que el consejo realizó en el pacto de Estado para la reforma de la justicia, impulsada por el Gobierno y firmada por PP y PSOE. Según aseguró Benigno Varela, de las 107 propuestas que se mandaron al Parlamento han sido adoptadas casi todas (un 95%).

El consejo, en una memoria de actividades, enumera lo que se ha logrado desde 1996. Recuerda que las propuestas de reforma de la justicia ya se anunciaron en el Libro Blanco de la Justicia. También se destacan los avances informáticos (incluida una base de datos) que facilitan la labor a jueces y magistrados. En cuanto a la oficina judicial, se han creado y potenciado los servicios comunes y se han desarrollado las primeras experiencias en materia de gestión ofimática integral, comunicación y notificación directa e inmediata y celebración de vistas por videoconferencia. También se ha mejorado el servicio de inspección del consejo.

Asimismo, en esta última etapa se han convocado 1.698 plazas de jueces que aprobaron 1.304 aspirantes. La Escuela Judicial, que comenzó a funcionar en 1997, ha formado a 850 alumnos.