El resultado de las cajas sube sólo el 1,7%, pese al crecimiento del negocio

Las cajas cerraron el primer semestre con un beneficio neto de 299.876 millones de pesetas (1.802 millones de euros), el 1,7% más, a pesar del buen comportamiento del negocio. La CECA es partidaria de que las cuotas participativas sean adquiridas por la banca y coticen en Bolsa.

El conjunto de las cajas de ahorros (sólo entidades matrices) cerró el primer semestre del año con un beneficio neto de 299.876 millones de pesetas (1.802,3 millones de euros), el 1,7% más que un año antes, aunque el beneficio bruto cae un 2,4%. Fuentes de la CECA explican esta caída en las mayores provisiones que han realizado por el crecimiento del crédito, que llegó a los 43,8 billones de pesetas (263.736,1 millones de euros), un 18% más, lo que les ha supuesto una provisiones genéricas de 49.000 millones (294,5 millones de euros), y al nuevo fondo de insolvencias (Foncei), que les ha restado 72.000 millones de pesetas (432,7 millones de euros).

De hecho, las mismas fuentes resaltan la fuerte actividad de las cajas en este periodo, que les ha llevado a aumentar su balance en un 15,1%, hasta los 69,5 billones de pesetas. Esta marcha del negocio se detecta en el crecimiento de los márgenes por encima de los dos dígitos.

Una de las asignaturas pendientes de las cajas son los gastos de explotación, que suben un 8,8%. La CECA, no obstante, resta importancia a este crecimiento y explica que se debe a la importante expansión en oficinas que mantienen estas entidades. Aunque consideran que este aumento del número de oficinas tiende a frenarse, lo mismo que el crecimiento del crédito, dado, éste último a la desaceleración de la economía.

Las cajas mantienen, no obstante, que la moderación crediticia se realizará con "suavidad", y calculan que con un crecimiento de la economía del 3%, el aumento del crédito en su sector puede llegar al 13%, y al 9% si está por debajo del 2,5%.

La fuerte apuesta de las cajas en los dos últimos años por el crédito les ha llevado a arañar cuota de mercado a los bancos, lo mismo que en depósitos, que han crecido hasta junio un 12,6%, hasta los 49,4 billones de pesetas (296.900 millones de euros), cifra que pasa a ser de 54,8 billones de pesetas (351.000 millones de euros), un 14,9% más en recursos ajenos.

Salida a Bolsa y VPO

La CECA es partidaria de que las cuotas participativas (instrumento similar a las acciones, pero sin derechos políticos) coticen en Bolsa, según explican fuentes de la confederación. Serían las cajas individualmente las que decidieran si quieren emitir títulos de renta variable que cotizasen en Bolsa, señalan las mismas fuentes, que mantienen que si la entidad prefiere que fueran títulos de renta fija deberían cotizar en el mercado regulado AIAF.

La CECA mantiene que las posturas entre el PP y el PSOE en materia de cuotas participativas es muy similar. Las diferencias estriban en que el PP defiende que éstas entidades puedan ser adquiridas por los bancos (postura compartida por la CECA), siempre teniendo en cuanta que estas cuotas no tengan derechos políticos. El PSOE, mientras, es reticente a que los bancos puedan adquirir estos títulos.

La CECA defiende que al carecer estos títulos de derechos políticos es lógico que los bancos suscriban cuotas (los fondos son los mayores suscriptores de títulos), lo mismo que las cajas adquieren acciones de la banca.

El Ministerio de Fomento ha concedido este año 250.000 millones de pesetas para el plan de vivienda de protección oficial (VPO), de los que ha adjudicado a las cajas 160.522 millones, y la banca, 69.503 millones.