La Caixa gana un 13,5% más al ingresar 61.000 millones en dividendos

La Caixa ha cerrado el primer semestre con un resultado neto atribuido de 77.273 millones de pesetas (464,5 millones de euros), lo que supone un crecimiento del 13,5% respecto al mismo periodo del año anterior. Este aumento se debe al incremento del negocio bancario (que sube un 15%) y, sobre todo, al aumento de los dividendos que aportan las participadas de la caja que se sitúan en 61.000 millones, un 45,2% más.

La estrategia de invertir en sociedades cotizadas le está dando tan buenos resultados a La Caixa que eclipsa el crecimiento del negocio bancario tradicional. Hasta junio, La Caixa alcanzó un resultado neto atribuido de 77.273 millones de pesetas (464,5 millones de pesetas). Esta cifra ya es muy inferior a la aportación bruta que hacen las participadas de la entidad a la cuenta de resultados.

El grupo industrial aportó 121.000 millones de pesetas, 61.000 millones correspondientes a dividendos (un 45,2% más sobre los 42.000 millones del año anterior) y 60.000 millones mediante puesta en equivalencia (una vez descontados 13.725 millones de amortización del fondo de comercio), un 19,4% más que en junio de 2000.

Sin embargo, la cuenta de resultados de La Caixa hasta junio también refleja un buen comportamiento del negocio tradicional. El margen de intermediación crece un 29,5%. De este crecimiento, 15 puntos corresponden al aumento del volumen de actividad y dos puntos a la mejora de los márgenes de las operaciones. El resto del crecimiento se ha debido a los mencionados dividendos.

El incremento de la actividad se refleja tanto en los recursos gestionados como en la concesión de créditos. El volumen de negocio del grupo creció un 17%, hasta situarse en 23 billones de pesetas. Los créditos a clientes se situaron en 8,3 billones de pesetas, con un aumento del 20,5%, mientras que los recursos totales gestionados ascendieron a 14,6 billones, con una subida del 15%. Los recursos de clientes en balance aumentaron en un 19%, debido en buena parte al trasvase de recursos de fondos de inversión a cuentas bancarias tradicionales.

Créditos a ritmo inferior

Respecto al primer trimestre de 2001, la caja aumenta ligeramente el ritmo de crecimiento en la captación de recursos y reduce en un 1% la concesión de créditos. Los créditos con garantía hipotecaria son los que mejor reflejan esta desaceleración, al pasar de un ritmo de aumento del 24% en marzo al 23% en junio. En los últimos meses de 2000, el crédito hipotecario creció a ritmos de entre el 26% y el 27%.

Pese a la desaceleración, a mitad de año, las previsiones del director general de La Caixa, Isidre Fainé, de incrementar los créditos a lo largo del ejercicio en un billón de pesetas frente al 1,4 billones que crecieron en 2000 están siendo superadas, ya que "la actividad económica esta mejor de lo previsto", indicó un portavoz de la entidad.

En cuanto a la estructura, en los últimos 12 meses La Caixa ha logrado 625.000 nuevos clientes hasta superar los 7,5 millones. Este aumento es fruto del crecimiento de la red y de la plantilla de la entidad. En un año, la caja ha contratado a 1.350 nuevos empleados y ha abierto 201 oficinas. Estas cifras son inferiores a las de años anteriores. Hace sólo dos años, en el primer semestre de 1999, el ritmo interanual de apertura de oficinas era de 449 y la contratación de personal ascendía a 2.500 trabajadores.

Este menor crecimiento de estructura se refleja en la cuenta de resultados. El margen ordinario de la entidad ha crecido hasta junio un 23,6%, lo que unido a un crecimiento de los gastos de explotación de sólo el 12,2% eleva el margen de explotación en un 49,2%, es decir 31.962 millones más que hace un año.

Este resultado, más la aportación de las filiales por puesta en equivalencia, permite a La Caixa multiplicar por cuatro sus dotaciones sin que la cuenta de resultados se resienta.

La dotación del fondo anticíclico estadístico ha supuesto a la entidad una provisión de 13.200 millones. Siguiendo criterios de prudencia, la caja ha contabilizado dotaciones extraordinarias por valor de otros 4.000 millones de pesetas que le permiten modular su cuenta de resultados.

El ratio de morosidad se ha reducido hasta el 0,64% frente al 0,70 registrado en diciembre de 2000. Esta mejora y el aumento de las dotaciones han situado la cobertura sobre activos dudosos en el 193% frente al 164% de diciembre.

En cuanto al negocio en Internet, la caja cuenta con 1.300.000 clientes, entre particulares y empresas, que tienen suscrita su alta como usuarios. Esta cifra es un 30% superior a la de principio de año. En los primeros seis meses de 2001, la Línea Abierta Web, canal de autoservicio bancario a través de Internet, registró 37,5 millones de operaciones que fueron realizadas por 430.000 clientes (el 33% del total de altas de usuario). Internet supone el 14% de todas las operaciones que hacen los clientes de La Caixa.

 

La entidad ya controla el 12,1% de Repsol

En los primeros seis meses del año La Caixa ha invertido 90.000 millones de pesetas en la compra del 2,3% de Repsol, por lo que su participación a 30 de junio era del 12,1%: un 9,8% directamente y otro 2,3% a través de la sociedad Repinves. Esta adquisición se ha realizado después de que el Ministerio de Economía autorizara a la entidad a mantener una participación superior al 10% sin sobrepasar el 15%.

En lo que va de año, la entidad que preside Josep Vilarasau ha invertido 35.000 millones en pasar del 1% al 3% del capital del banco brasileño Itaú. Además, ha comprado el 15% de Banco Sabadell y el 30% de Panrico (por 21.000 millones). Según la propia entidad, en los últimos 12 meses las inversiones realizadas por el grupo a través de CaixaHolding superan los 225.000 millones de pesetas.

En el apartado de realizaciones, la caja ha vendido el 2% de Acesa con una plusvalía neta de 3.000 millones y ha situado su participación en la concesionaria en el 31,8%.

La cartera de participadas de la entidad tenía a 30 de junio un valor en mercado de 2,5 billones de pesetas y unas plusvalía latentes de 762.000 millones. Estas plusvalías son inferiores en 56.000 millones a a las contabilizadas a finales de marzo y muy alejadas de los 1,25 billones registrados en el primer semestre de 2000.

En cuanto al fondo de comercio generado por las inversiones en participadas, éste ascendía a finales de junio a 374.544 millones de pesetas, casi un 19% más que los 315.000 millones acumulados en el primer semestre del año pasado.