COMUNIDAD VALENCIANA

50.000 regantes del Júcar ceden al Estado el embalse de Alarcón

Los representantes de 50.000 agricultores agrupados en siete comunidades de regantes firmarán el lunes la cesión al Estado del embalse de Alarcón (Cuenca), del que son propietarios al 50% con Iberdrola.

Termina así un contencioso que ha durado 30 años, motivado por la negativa de los sucesivos Gobiernos a ceder a sus propietarios el control de esta presa, de 1.113 hectómetros cúbicos de capacidad, por razones de interés general.

El acuerdo para la cesión indefinida del embalse, a cambio de compensaciones, se alcanzó a finales de 2000, pero las negociaciones han durado más de seis meses. Según los términos del acuerdo, la Unidad Sindical de Usuarios del Júcar (USUJ), que agrupa a todos los propietarios, se reserva el poblado del embalse para disfrute de sus asociados.

En el convenio se establece una curva de reserva mensual de agua para estos agricultores valencianos, que oscilará, según los meses, entre 263 y 334 hectómetros cúbicos. Sólo cuando sobre agua, como ocurre este verano -en la curva el valor para julio es de 263 y actualmente hay almacenados 310 hectómetros cúbicos-, podrán disponer de ella otros regantes.

Mejora de los regadíos

Para beneficiar a los regantes de Castilla-La Mancha, la Confederación Hidrográfica del Júcar, nueva propietaria del embalse, podrá otorgarles agua de Alarcón que no sea excedentaria, siempre que compense a los regantes de la USUJ con agua de los embalses de Contreras y Tous, situados ambos en la Comunidad Valenciana.

El convenio también exi-me a los regantes de la USUJ de pagar el canon de regulación durante 60 años -unos 50 millones de pesetas (0,3 millones de euros) anuales-, cantidad que no cubre las inversiones realizadas por los agricultores. Por ello, la Generalitat Valenciana ha entrado en el convenio con el compromiso de realizar inversiones en la mejora de los regadíos de estas siete comunidades. Además de las inversiones públicas, aún por cuantificar, los regantes recibirán unos 6.000 millones de pesetas (36 millones de euros) en ayudas.

Según fuentes de la USUJ, Iberdrola ha pactado su propio convenio con el Ministerio de Medio Ambiente, por lo que el embalse será 100% de titularidad pública.

El embalse de Alarcón, el mayor de la cuenca del Júcar y el cuarto más grande de España, ha estado siempre gestionado por el Estado, aunque su construcción, iniciada en 1941 y finalizada en 1969, corrió por cuenta de sus actuales propietarios, ya que el Gobierno de Franco no consideró prioritaria la obra.

Desde 1970 los sucesivos Gobiernos se han negado a ceder la gestión, pese a que el Tribunal Supremo instó a que así se hiciese en 1983, por su interés estratégico, mientras que el presidente castellano-manchego, José Bono, llegó a pedir su expropiación.

El lunes se firmará la cesión en la misma presa, con la presencia del ministro de Medio Ambiente, Jaume Ma-tas, y el presidente valenciano, Eduardo Zaplana, en un acto al que se ha invitado a José Bono.