Un nuevo brote de peste obliga a sacrificar 7.000 cerdos

El Laboratorio de Valdeolmos ha confirmado la existencia de peste porcina clásica en Titaguas (Valencia), por lo que la Consejería de Agricultura sacrificará otros 7.000 animales de 14 granjas ubicadas a un kilómetro alrededor del foco, informaron fuentes de la Generalitat.

El sacrificio de estos 7.000 cerdos se suman a los 1.400 animales que fueron sacrificados el miércoles en dos granjas de Titaguas, en la comarca de Los Serranos, por presentar síntomas sospechosos de peste porcina clásica (PPC).

Además del sacrificio de los animales, la Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación establecerá la vigilancia epidemiológica en un radio de 109 kilómetros, medida que, según las mismas fuentes, no modifica las inmovilizaciones que hasta ahora se habían llevado a cabo en la comarca de Los Serranos. Por otro lado, la consejería no autoriza el movimiento de ganado porcino en las provincias de Castellón y Valencia, tras consultar con el comité de seguimiento de la PPC.