Los Quince gastan al año 15 billones de pesetas en subvencionar la industria

Los Quince dedicaron un total de 269.656 millones de euros (44,86 billones de pesetas) a ayudas de Estado entre 1997 y 1999, lo que sitúa la media anual en 90.000 millones de euros (14,97 billones de pesetas) frente a los 102.000 millones registrados entre 1995 y 1997, según los datos de la Comisión Europea hechos públicos ayer.

España, que dedicó un total de 18.260 millones de euros a ayudas de Estado en este periodo, se encuentra entre los cinco países de la Unión Europea (UE) que más invierte en el sector manufacturero, con un total de 1.548 millones de euros. Esta cifra, que aparece en el II Informe Europeo sobre Ayudas de Estado, supone sin embargo un recorte considerable respecto al periodo 1995-97, cuando el Gobierno dedicó 2.117 millones de euros a este tipo de subvenciones.

En total, los Quince dedicaron 27.563 millones de euros a ayudas de Estado al sector manufacturero, el área económica que más recursos ha absorbido, ya que ha ingresado por sí solo cerca de 28.000 millones de euros por año. Los sectores que más dinero han recibido han sido los transportes (32.000 millones de euros, la mayor parte para el ferrocarril) y la agricultura (14.000 millones de euros). Los que menos recibieron fueron los dedicados a la pesca (300 millones de euros), fomento del empleo (900 millones), formación (2.200 millones de euros), servicios (5.400 millones) y carbón (7.600 millones).

El comisario europeo de Competencia, Mario Monti, celebró esta disminución del gasto público, ya que "toda reducción de las ayudas se acompaña de una reducción notable de las distorsiones de competencia en el mercado interior e incrementa las ventajas de la UEM".

Los países que más invirtieron en el sector manufacturero fueron Italia y Alemania, a pesar de que los niveles se han reducido drásticamente en el último periodo.

En Bélgica, Grecia, España, Luxemburgo, Holanda y Reino Unido las ayudas a este sector se han reducido, pero esta reducción se ha visto compensada por el aumento registrado en los otros Estados miembros.