El Gobierno pone fin a la regularización por arraigo de inmigrantes

El Consejo de Ministros aprobará previsiblemente hoy el real decreto sobre el reglamento que desarrolla la Ley de Extranjería 8/2000 en sus aspectos de régimen de entrada y salida de extranjeros en España, situaciones de los extranjeros en España, tramitación de permisos de estancia y trabajo, infracciones y sanciones en materia de extranjería y coordinación de los órganos de la Administración del Estado.

Tras presentar el borrador de anteproyecto en el Consejo de Ministros del 15 de marzo, el Gobierno abrió un plazo de consultas con partidos políticos y organizaciones para que hicieran sugerencias al mismo. De este proceso, el ministro del Interior, Mariano Rajoy, dio cuenta el pasado 6 de junio. Adelantó entonces las modificaciones al primer borrador, a la vez que anunciaba una generalización de la regularización por arraigo a toda España para aquellos extranjeros que hubieran entrado en el país antes del 23 de enero de 2001.

Los solicitantes de este nuevo proceso, cuyo última cifra facilitado por Interior era de 68.908, podrán presentar su petición hasta la entrada en vigor del reglamento. La aprobación del reglamento pondrá fin además al periodo transitorio marcado por el Gobierno desde la entrada en vigor del texto y se procederá a la aplicación rigurosa de la nueva legislación, tal y como ha anunciado el Gobierno.

Entre las modificaciones incorporadas destaca la modificación del concepto de arraigo para obtener un permiso temporal en España, que exigirá una permanencia mínima de tres años y otra de las siguientes circunstancias: incorporación real o potencial al mercado de trabajo, anterior residencia legal en España o vínculos familiares con extranjeros residentes o españoles. Asimismo, obtendrá un permiso de residencia el extranjero víctima de delitos xenófobos o racistas y las personas que colaboren con autoridades administrativas o judiciales, pero sólo contra las mafias y no contra los empresarios que explotan inmigrantes.