Los sindicatos rechazarán las ofertas por Aerolíneas que conlleven despidos

Los siete sindicatos de Aerolíneas Argentinas se han manifestado en contra de cualquier proyecto que contemple despidos y una reducción del tamaño de la compañía. De las posibles ofertas en marcha, sólo una se adecua a las exigencias sindicales.

El secretario general de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), Ariel Basteiro, dijo que "los siete sindicatos estamos de acuerdo en que no aceptaremos cualquier oferta de compra, sino solamente las que contemplen mantener la plantilla y reactivar Aerolíneas Argentinas". En similar sentido se pronunció el líder de los mecánicos, Ricardo Cirielli, para quien "se debe mejorar la productividad de nuestros talleres para atender a otras compañías".

De esta manera, indirecta, los dirigentes sindicales rechazaron los planteamientos del empresario argentino Eduardo Eurnekian, quien pretende hacerse cargo de Aerolíneas, siempre y cuando la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) se haga cargo del pasivo de 950 millones de dólares (casi 200.000 millones de pesetas) y que la plantilla se reduzca de 7.000 a 2.000 trabajadores. "Por supuesto que quiero el control de la compañía, pero eso no significa que yo tenga la inversión mayoritaria", dijo Eurnekian en Roma, donde se reunió con sus socios italianos en Aeropuertos 2000, la concesionaria de los aeropuertos de Argentina.

La propuesta que más atrae a los sindicatos es la formulada por un ex presidente de Aerolíneas, Juan Carlos Pellegrini. De acuerdo con fuentes del sector, su plan recoge mantener los puestos de trabajo y expandir la compañía.

Aunque no ha habido precisiones, Pellegrini formaría parte de un consorcio cuyo capital sería aportado por fondos de pensiones argentinos, y en el que participarían también conocidos empresarios locales y Boeing, que suministraría aviones a Aerolíneas.

El grupo Marsans también hizo conocer su interés en Aerolíneas, a través de Air Plus, una compañía argentina de su propiedad. De esa manera, se confirmó que la SEPI ha pedido ofertas, de manera confidencial, a determinadas compañías y empresarios, para recibir propuestas de compra de la aerolínea de bandera argentina.

Otro de los interesados sería Lan Chile, aunque en este caso Aerolíneas desaparecería, ya que la empresa chilena sólo querría quedarse con parte de sus rutas internacionales e incrementar su presencia en Argentina y en la región, siempre según las fuentes citadas.

Plazo máximo

Portavoces de la SEPI dijeron que desconocen la existencia de propuestas u ofertas concretas. "Estamos abiertos a escuchar planes que se nos presenten formalmente y que contemplen la viabilidad futura de la compañía Aerolíneas Argentinas", ratificó el portavoz. Sin embargo, las fuentes de la SEPI no negaron haber enviado ofertas confidenciales, lo cual se vio confirmado el viernes a través del comunicado oficial de Air Plus.

Aerolíneas Argentinas se declaró en suspensión de pagos el pasado 22 de junio, con un pasivo de 950 millones de dólares, ante un juzgado comercial de Buenos Aires. El 23 de julio vencerá el plazo legal de 30 días, a partir del cual la SEPI se ha declarado dispuesta a vender la compañía a un particular, en el caso de no llegar a un acuerdo con el Estado argentino, propietario del 5,4% de las acciones.

El Gobierno de Buenos Aires ya ha manifestado que no nacionalizará la empresa y que espera que la SEPI, que ostenta el 91,2% de las acciones, tome una decisión que preserve a Aerolíneas.

Si hasta entonces no se ha podido hallar un comprador, la SEPI tiene previsto declarar la quiebra de la empresa y afrontar un serio conflicto.