Vodafone nombra consejero delegado a John de Wit y pone fin al vacío de poder en Airtel

Ignacio Sánchez Galán ya tiene sustituto. Vodafone, la multinacional británica que controla desde comienzos de este año el 92% del capital de Airtel, propondrá hoy con toda probabilidad al consejo de administración de la operadora a un ejecutivo de la casa, John de Wit, como nuevo consejero delegado, según fuentes próximas a la compañía.

Tras intentar sin éxito el fichaje de un ejecutivo español de prestigio (Francisco Román, presidente de Microsoft España y fundador de Airtel, rechazó la propuesta), la multinacional delega el poder ejecutivo dentro del segundo operador de móviles de España en un directivo de 55 años que ocupa en estos momentos el cargo de consejero delegado de Libertel, la filial de Vodafone en Holanda. La designación, pendiente también del visto bueno del consejo de administración de Libertel, cierra una etapa de claro vacío de poder en la dirección de Airtel motivada por la marcha de Sánchez Galán a Iberdrola y cuenta con el beneplácito de Acciona y Torreal.

Según fuentes cercanas a la compañía, el ya consejero delegado de la eléctrica había diseñado una estructura personalista en Airtel, lo que ha dado lugar a un parón en su actividad a la espera de que se recompusieran las funciones. Todo ello, a pesar de los esfuerzos del comité de crisis que Vodafone constituyó para tomar temporalmente las riendas en Airtel y que ha estado encabezado durante más de un mes por el presidente de la operadora, José Manuel Entrecanales, que asumió funciones ejecutivas. Junto con él también asumieron la dirección colegiada el director económico-administrativo, Phil Paine, el director de operaciones, Ignacio Camarero, y el llamado a ser número dos de Galán, Juan Pérez Solero.

Si los consejos de Airtel y de Libertel dan el visto bueno al nombramiento, De Wit será el encargado de relanzar una compañía que ha cedido posiciones frente a sus competidoras, Telefónica Móviles y Amena, en el último año, ya que los conflictos accionariales han eclipsado todo lo demás.

El consejo de la compañía que preside José Manuel Entrecanales también tiene previsto aprobar las cuentas del primer trimestre del ejercicio. La facturación se ha situado en 112.311 millones de pesetas (675 millones de euros), frente a 423.000 millones (2.546 millones de euros) en el conjunto del ejercicio 2000, mientras el beneficio neto ha ascendido a 19.134 millones de pesetas (115 millones de euros).

En los 12 meses del pasado ejercicio, Airtel obtuvo un beneficio total de 45.756 millones (275 millones de euros).