Philips cierra su fábrica de teléfonos móviles y lleva la producción a China

La próxima semana se confirmarán las peores previsiones en la venta de terminales de telefonía móvil. El número de aparatos que se han vendido en España entre enero y junio es la mitad de los que se comercializaron en el mismo periodo del año anterior. Este acusado descenso obliga a pisar el acelerador en la reconversión de su política a los fabricantes europeos de celulares. Ayer fue la holandesa Philips la que confirmó que se lleva a China la fabricación de sus móviles. Telefónica y Amena anunciaron el lanzamiento de servicios multimedia con GPRS.

El primer semestre del presente ejercicio, que se cierra la próxima semana, va a confirmar con datos irrefutables la grave crisis de crecimiento en la que se ha sumido el negocio de la venta de terminales celulares, tras más de una década de éxitos en la que los crecimientos de ventas de móviles han sido exponenciales.

Fuentes de los fabricantes han confirmado a este diario que entre enero y julio (a falta de una semana) de 2001 se han vendido la mitad de terminales que durante el mismo periodo del año precedente. En el primer semestre de 2000 se colocaron en el mercado 6,8 millones de terminales celulares, mientras que desde enero del presente ejercicio hasta el pasado 15 de junio habían sido comercializados únicamente 3,3 millones de móviles. De ellos casi 590.000 se compraron con contrato y 2,7 millones con tarjeta prepago.

Esta confirmación de las previsiones más pesimistas ha acelerado el profundo cambio en la política de los fabricantes de terminales europeos que se ha venido anticipando en los meses precedentes.

Ayer fue la multinacional holandesa Philips la que anunció su decisión de "reen-focar sus actividades" en la fabricación de teléfonos móviles. Esta intención ya había sido expresada hace un mes, pero ahora se han conocido nuevos detalles.

Según un comunicado emitido por la empresa, "Philips dejará de ser un fabricante independiente de telefonía móvil y trasladará parte de su investigación y desarrollo y algunas de sus actividades de fabricación a una sociedad conjunta con China Electronics Corporation (CEC), manteniendo las actividades de comercia-lización y marketing de estos productos bajo la marca Philips".

Philips fabrica actualmente los teléfonos móviles en la ciudad de Shenzhen (China) en una joint-venture en la que CEC mantiene una participación minoritaria a través de su filial SED. Ambas compañías han decidido que CEC y SED incrementen su participación accionarial en la joint-venture hasta llegar al control de la sociedad.

Aunque las compañías europeas de fabricación de móviles no quieren reconocerlo abiertamente, la política industrial que han emprendido en este sector tiene como objetivo final dejar de hacer la fabricación final de los aparatos con los elevados sueldos que se paga en sus plantas europeas.

Ninguna de estas empresas quiere renunciar a la realización de los trabajos de alto valor tecnológico que suponen los nuevos desarrollos en telefonía celular, y de hecho mantendrán y reforzarán este tipo de actividades. Sin embargo, el continuo estrechamiento de los márgenes en la fabricación y venta de los terminales móviles les obliga a buscar puntos de fabricación en los que se combine la mano de obra barata con la existencia de mercados en los que la penetración de la telefonía celular esté menos madura que en Europa.

Por este camino ya han transitado con anterioridad otras empresas. Ericsson ha anunciado una alianza con la japonesa Sony, Alcatel se ha unido a la coreana Flextronic, mientras que Motorola y Siemens han mantenido negociaciones con la japonesa Nec.

Telefónica Móviles

En este panorama de ventas deprimidas y cambios de política, las operadoras celulares españolas intentan retomar el pulso avanzando en el móvil multimedia GPRS.

Telefónica Móviles ha incorporado dos nuevos servicios de datos para empresas y profesionales basados en la citada tecnología. MoviStar Intranet GPRS es un servicio de oficina móvil. Correo Móvil GPRS permite a los profesionales recibir notificaciones en el móvil y responder correos electrónicos. Amena, por su parte, anunció ayer el lanzamiento de su servicio GPRS para empresas.