Damm dispone de 50.000 millones para hacer compras

La cervecera catalana Damm anunció ayer que dispone de 50.000 millones de pesetas para adquirir compañías. Según el presidente de Damm, Demetrio Carceller, tras deshacer la adquisición de Solán de Cabras y recuperar 16.000 millones de pesetas, la compañía sigue interesada en crear el tercer grupo de aguas minerales de España por detrás de Danone y Nestlé.

El objetivo de Damm sigue siendo "crear un grupo fuerte de aguas minerales en España", asegura el presidente de la sociedad, Demetrio Carceller. En su opinión, el mercado del agua "sigue estando muy atomizado en comparación con el de la cerveza, donde apenas quedamos tres competidores y es previsible que se produzcan concentraciones". Tras renunciar a la compra de Solán de Cabras, Damm únicamente posee el 65% del capital del manantial Aguas de San Martí de Veri, que es la marca decimoprimera en el mercado español pero que apenas posee el 1,5% de cuota.

Damm recibió el martes un cheque del BSCH por valor de 16.000 millones de pesetas firmado por los hermanos Del Pozo para recomprar el 66,6% del capital de Solán de Cabras. Tras percibir esa suma, la compañía cuenta con "50.000 millones de pesetas para realizar compras y configurar un grupo de aguas minerales importante por detrás de Danone y Nestlé, que juntos sólo controlan algo más del 30% del mercado", aseguró Carceller. Esta cifra podría ampliarse si la compañía decide ampliar capital o acudir al endeudamiento bancario.

En cuanto al mercado de la cerveza, el presidente de Damm señaló que en España sólo podría interesarle Estrella de Galicia, "pero es una empresa familiar muy bien gestionada que no está en venta". Carceller ha planteado al consejo la posibilidad de que Damm realice alguna adquisición en Latinoamérica o Estados Unidos.

Respecto a la estructura industrial, el presidente señaló que "hemos mejorado mucho con la compra de la planta de Madrid a Heineken, lo que logísticamente nos ofrece muchas ventajas". Damm ha pagado a Heineken 3.200 millones de pesetas por la fábrica de Madrid, la fábrica de Valencia y las marcas Keller, Keller 18, Skol, Vitoria, Estrella del Sur, Calatrava y Oro. Damm quiere penetrar en el norte con Keller, afianzar el mercado andaluz con Estrella del Sur y relanzar la marca Skol.

Font Salem

Por su parte, la fábrica de Valencia ha sido aportada a la sociedad Font Salem, que produce cerveza y refrescos con marcas de la distribución. La aportación le ha supuesto a Damm lograr entre un 65% y un 70% del capital de Font Salem. Esta compañía facturó el año pasado unos 8.000 millones de pesetas y generó un beneficio más amortizaciones de 400 millones.

Con esta compra, Damm compensará la salida de las ventas de Solán de Cabras del consolidado. La firma de Cuenca aportó unos 7.000 millones de los 60.000 que facturó el grupo Damm en 2000.

Demetrio Carceller también se refirió a la participación del 13% que Danone posee en Damm a través de San Miguel y Mahou. "Competencia les obliga a vender, pero no ha fijado fecha para hacerlo", criticó. La participación a precios de mercado vale unos 10.000 millones de pesetas y los accionistas de Damm (Eufra, Seegrund y Disa) están dispuestos a pagarlos.