FRANQUICIAS

El fondo Pan European Food compra el 51% de la cadena Lizarran

El fondo de inversiones Pan European Food Fund, especializado en el sector de la alimentación, ha comprado el 51% de la cadena de tabernas de tapas Lizarran. Para el fondo europeo, creado hace dos años por el que fue hasta ese momento director general de Nutrexpa, Gian Franco Santoni, se trata de la primera adquisición en España y también de su primera incursión en el sector de las franquicias.

La adquisición del 51% de Tabernas Lizarran se ha realizado mediante una ampliación de capital de cinco millones de euros (831 millones de pesetas) y una prima adicional que las dos compañías prefirieron no especificar. El restante 49% del capital sigue en manos del fundador de la cadena, Mateo Ferrero, de Germán Funes y de otros accionistas.

El fondo Pan European Food Fund (PEFF), especializado en el sector de la alimentación, cuenta entre sus socios con la aseguradora AXA, el banco danés BG Bank, el Banco Popolare e Industrial de Milán y la financiera belga GIMV. Según explicó ayer Santoni, esta adquisición supone su primera operación en España y la primera compra de una empresa de franquicias y del sector de la restauración colectiva.

Lizarran es una cadena de tabernas especializada en tapas que nació como franquicia en 1996. Sus orígenes se remontan a 1988, cuando Mateo Ferrero abrió en Sitges (Barcelona) el primer establecimiento. En la actualidad tiene 68 restaurantes, de ellos 59 son franquiciados, cuatro están en Andorra y seis en Portugal.

La cadena cerró el año pasado con unas ventas de 4.050 millones de pesetas, con un incremento del 68% respecto a 1999. Para este año está previsto aumentar la facturación un 45%, hasta alcanzar los 5.900 millones y el número de establecimientos hasta los 100 restaurantes.

Por su parte, el Pan European Food Fund, que siempre toma participaciones mayoritarias, es accionista de otras ocho compañías europeas de alimentación. Cuatro de ellas son productoras de platos preparados de pescado (dos en Francia y dos en Inglaterra); otras dos de alimentos congelados (la angloirlandesa Hibernia y la inglesa la Bohème); Ki Group, una firma italiana de de alimentación biológica, y una compañía inglesa dedicada a la elaboración de salsas, The Sauce Company. Entre las ocho facturan 53.900 millones de pesetas (324 millones de euros).

El fondo, con sede en Bruselas, cuenta con 120 millones de euros, de los que todavía tiene disponibles unos 29 millones para invertir. Según Santoni, la entidad negocia su entrada en tres compañías. La razón de que el fondo se dedique sólo al sector de la alimentación es que los cinco fundadores contaban con experiencia en dirección de grandes empresas del sector.

Lizarran tenía previsto antes de la entrada del fondo el crecimiento de la red de franquicias en Francia e Italia. La aportación de capital por parte del fondo (cinco millones de euros) supondrá acelerar estos planes. En una segunda fase, a partir de 2003, abrirá sus primeros locales en Suramérica y Asia.

Tras la incorporación de la entidad de Santoni la proporción de establecimientos propios y franquiciados cambiará. En la actualidad tres de los 68 de los restaurantes de la enseña son propiedad y se espera en 2004 esta proporción crezca hasta llegar a tener entre un 20% y un 25%.