El PSOE acusa a Zaplana de pagar a Julio Iglesias en paraísos fiscales

Los partidos de la oposición en las Cortes Valencianas exigieron ayer explicaciones a Eduardo Zaplana sobre supuestos pagos de la Generalitat a Julio Iglesias a través de empresas radicadas en paraísos fiscales. Zaplana no aclaró cuánto ni cómo se pagó al cantante, que fue contratado para promocionar la Comunidad Valenciana en el exterior.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Eduardo Zaplana, no aclaró ayer cuánto dinero ha pagado el Instituto Valenciano de la Exportación (Ivex) al cantante Julio Iglesias y, lo que es más importante, de qué forma lo hizo.

Zaplana respondió en las Cortes Valencianas a las acusaciones del PSPV-PSOE y Esquerra Unida sobre supuestos pagos de cerca de 1.000 millones de pesetas al cantante, contratado en 1998 por la Generalitat para representar a la Comunidad Valenciana.

Julio Iglesias firmó un contrato, que la Generalitat intentó ocultar, por 375 millones de pesetas, que se pagaron casi en su totalidad por adelantado. Según desveló recientemente el diario Levante, el Ivex pagó después a empresas vinculadas al cantante más del doble de esa cantidad en concepto de organización de conciertos.

El mismo diario publicó extractos bancarios que probaban que gran parte de esos pagos se hicieron por medio de una sociedad irlandesa, creada con ese fin y luego disuelta, que transfirió los fondos a cuentas secretas situadas en las Islas Vírgenes y en Bahamas.

Zaplana no entró ayer en el fondo del asunto y se limi-tó a negar los hechos con palabras muy medidas: "La Administración valenciana nun-ca ha depositado dinero de la Generalitat en ningún paraíso fiscal, absolutamente nunca". Sobre la sociedad irlandesa que presuntamente intermedió la operación no se pronunció.

Tampoco lo hizo respecto a las facturas que exhibió el portavoz de Esquerra Unida, Joan Ribó, que exigió explicaciones sobre el pago por parte del Ivex a una empresa de Julio Iglesias de una provisión de fondos de 350.000 dólares (66 millones de pesetas) para un concierto que se había celebrado seis meses antes.

El portavoz socialista, Joaquim Puig, que también exhibió facturas, exigió al Partido Popular que desbloquee la comisión de investigación sobre el Ivex que la oposición viene reclamando desde 1999. El PP la rechaza porque otra causa relacionada con el Ivex, el denominado caso Tabares -presunta estafa del antiguo director general-, está abierta los juzgados.

La oposición, que basa su actuación en las informaciones de Levante, acusa a la Generalitat de haber pagado más de 500 millones extras a Julio Iglesias, amigo personal del presidente valenciano.

Zaplana contraataca

La sesión de ayer en las Cortes Valencianas subió de tono cuando Eduardo Zaplana afirmó que los socialistas eran los únicos que han invertido dinero en paraísos fiscales, concretamente en las Islas Caimán, durante el Gobierno de Joan Lerma, a través de la empresa pública de tratamiento de residuos Vaersa.

Zaplana se refería no a pagos en paraísos fiscales, sino a inversiones en renta fija que esta empresa pública realizaba a través de una filial del Banco Urquijo en las Islas Caimán. Según afirmó el presidente, estas inversiones cesaron cuando el Partido Popular llegó al poder.

Los diputados socialistas se desmarcaron de la actuación del Gobierno de Lerma y desviaron la acusación al único consejero de aquel Ejecutivo que estaba ayer en la Cámara, Rafael Blasco, actual consejero de Bienestar Social con Zaplana.

La mayoría absoluta del PP en la Cámara rechazó hace pocos meses una iniciativa para prohibir a la Generalitat realizar pagos a empresas radicadas en paraísos fiscales.