Toshiba divide sus negocios en España para crecer

Toshiba España ha decidido cambiar a partir de este mes su estructura organizativa con el objetivo de incrementar un 70% su facturación, hasta 47.379 millones de pesetas al cierre del ejercicio.

La actual organización, que abarca tres áreas (informática, audiovisual y gestión documental), se dividirá en dos. Toshiba Information Systems mantendrá las divisiones de informática y audiovisual y se encargará, además, del negocio en Portugal. Esta empresa prevé facturar 41.606 millones de pesetas este año, de los que 31.047 millones corresponderán a España y el resto a Portugal.

Paralelamente se ha creado Toshiba TEC Spain Imaging Systems, a la que corresponderá toda el área de gestión documental (copiadoras, faxes e impresoras) y operará sólo en España.

El pasado ejercicio fiscal, que terminó el 31 de marzo, Toshiba España facturó 27.909 millones, un 33% más que en 2000, según confirmó ayer su presidente, Xavier Pascual. La división de informática que incluye portátiles, sobremesa y servidores facturó 25.346 millones, registrando un alza del 32%. Pero, dentro de esta área, el segmento de portátiles fue el que experimentó mayor crecimiento, con ventas de 76.626 unidades y una facturación de 20,5 millardos. En este sentido, el presidente europeo de Toshiba, Kernji Hachisu, señaló ayer su intención de mantener el liderazgo en ventas de portátiles y potenciar el negocio de teléfonos móviles.