La CE pide a Villar Mir más datos de la OPA sobre Cantábrico

Revisión en España

Pero la oferta no deberá contar únicamente con el beneplácito de las autoridades europeas de la Competencia. El Gobierno español ya ha anticipado que analizará la operación, según aseguró a comienzos de esta semana el vicepresidente segundo del Gobierno, Rodrigo Rato. Y decidirá si aplica la normativa española por la que se puede reducir al 3% los derechos políticos de un accionista, en caso que éste cuente con socios públicos en su capital.

En esta línea, existe una incertidumbre en las negociaciones que se abren para pactar la gestión de Cantábrico ante esa decisión que pueda adoptar el Gobierno español por el hecho de que EnBW cuente entre sus accionistas de referencia con el grupo público francés Electricité de France (EdF), que posee un 25% del capital, con opción a aumentar esa participación hasta el 34%.

Por su parte, Ferroatlántica pagó ayer a los accionistas de Cantábrico que han acudido a su OPA.