Quiebra el socio de la FIFA para los próximos mundiales de fútbol

El mayor grupo de patrocinio deportivo del mundo, ISMM, junto a su filial ISL, ambos con sede en Suiza, fue declarado en quiebra por el tribunal cantonal suizo de Zoug, según anunció ayer la Federación Internacional de Fútbol (FIFA).

Este organismo declaró que "ha tomado ya las medidas necesarias para asegurar el normal desarrollo del mundial del próximo año en Corea y Japón", al margen de que se acepte el recurso de la sociedad, ó se declare la quiebra definitiva.

ISMM e ISL tienen los derechos de marketing de los dos próximos mundiales, así como los derechos de retransmisión por televisión para fuera de Europa, ya que en el Viejo Continente el titular es el grupo Kirch, aunque asociado a ISL.

La prensa alemana ha informado que actualmente hay una batalla entre Kirch y Vivendi, este asociado con Bertelsmann, para conseguir el control de ISMM. Una oferta del grupo francés fue desechada por el tribunal de Zoug. y una reunión la semana pasada entre Kirch y los dirigentes de la FIFA no tuvo ningún éxito.

ISMM y su agencia International Sports & Leisure (ISL) tienen graves dificultades financieras desde 1999, tras invertir en tenis, en carreras de coches en Estados Unidos y en el fútbol brasileño y chino.

El grupo adquirió en 1999 los derechos del circuito de tenis ATP por 1.200 millones de dólares (más de 200.000 millones de pesetas) por diez años, y acumula fuertes pérdidas.