El precio máximo de la acción de Iberia, 1,97 euros, en la mitad del rango preestablecido

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), contra pronóstico, fijó ayer el precio máximo de la oferta pública de venta de Iberia dentro de la banda inicial preestablecida y además en la mitad del rango. Los inversores pagarán un máximo de 1,97 euros por acción. Algunas informaciones indicaban antes de conocerse la decisión que en el mercado gris no hay dinero a 1,75 euros.

La SEPI fijó ayer el precio máximo que pagarán los inversores que acudan a la oferta en 1,97 euros (327,78 pesetas). Este valor se sitúa en la mitad alta de la banda registrada en el folleto de la colocación y que oscilaba entre 1,71 y 2,14 euros (284,5 y 356,1 pesetas).

Los compradores institucionales esperaban una rebaja en el precio. Uno de los colocadores de la operación aseguró ayer en declaraciones a Reuters que Iberia consideraría reducir el precio por debajo del rango inicial. "No estamos viendo interés por parte de inversores institucionales a estos precios" añadió.

La inestabilidad de las Bolsas y la escasa demanda han provocado que en el mercado gris no haya dinero a 1,75 euros, según la firma de intermediación bursátil Tullett & Tokio. Los rumores apuntaban a que esta situación ha provocado, asimismo, el enfrentamiento entre los bancos colocadores y la propia SEPI.

Según estimaciones de Fibanc el precio bajo de la banda supondría para la compañía cotizar a un PER, tomando como referencia el Ebitda (relación del precio frente al beneficio bruto operativo), de 6,6 veces en comparación con el 4,9 de su competidora Air France o de 4,1 de Lufthansa. Hemos tratado de "equiparar el valor de la compañía a los múltiplos de otras del sector" con el precio fijado, afirma el vendedor.

La SEPI no pudo facilitar datos ayer sobre la demanda final de títulos aunque reconoció que es posible que se aumente el tramo minorista.

Todavía no hay datos oficiales de cómo ha ido la oferta institucional, aunque los primeros indicios apuntan a que la demanda ha sido baja. Como consecuencia de esto, el vendedor podría verse obligado a redistribuir los tramos iniciales.

La solicitud de acciones por parte de los empleados ha superado dos veces la oferta, 9.000 trabajadores han formulado peticiones de compra por 16.000 millones de pesetas.

De acuerdo a las primeras estimaciones, los inversores tiene aseguradas casi 200.000 pesetas, que es la inversión mínima. La máxima, según consta en el folleto de la OPV registrado en la CNMV, es de 10 millones. Ayer concluyó el periodo de suscripción de acciones con preferencia en el prorrateo, sin preferencia se puede pedir hasta el viernes.

Ese día termina también el plazo para revocar los mandatos, acción que solo se admite en su totalidad.