El Senado impulsa una reforma del sistema de suplicatorios

Los servicios jurídicos del Estado están trabajando en la búsqueda de un modelo que sustituya al actual sistema de suplicatorios y permita que los parlamentarios sean "tratados como cualquier otro ciudadano". La reforma será impulsada por el Senado.

El vicepresidente primero del Senado, Alfredo Prada, anunció ayer tras la reunión de la Mesa y la Junta de Portavoces de la Cámara Alta que los servicios jurídicos del Senado han elaborado un informe que revisa el actual sistema de suplicatorios, con el objetivo de encontrar un modelo que evite los efectos perniciosos de la actual legislación y que permita que los parlamentarios "sean tratados como cualquier otro ciudadano".

Así, según explicó Prada, lo que la Mesa del Senado pretende al impulsar esta reforma "no es buscar mayor protección para los parlamentarios, sino todo lo contrario". "Lo que se pretende es que los senadores y los diputados sean tratados como cualquier otro ciudadano y puedan prestar declaración en el mismo juzgado de guardia donde se les presentó la querella", dijo.

El senador popular recordó que la ley actual sobre suplicatorios data de 1912 y recalcó que el informe que se ha trasladado a los portavoces de los distintos grupos parlamentarios que integran la Cámara alta es parte de un documento más completo. Asimismo, expresó su convencimiento de que existirá consenso en torno a esta reforma, que tendrá que ser también debatida en el Congreso.

El informe denuncia que con el sistema actual los senadores no tienen conocimiento previo de los procedimientos que les afectan y lo adquieren a través del suplicatorio.

Ello significa que no saben exactamente de qué se les acusa, porque no se les ha dado copia de la denuncia ni se les ha permitido tomar conocimiento de las actuaciones, declarar ante el juez y proponer pruebas.